violación de derechos

  • Entrevista

angelica-ortiz

Os presentamos el video que se grabó en  IPES de la entrevista que Luis Arellano le realizó a Angélica Ortiz Clan Ipuana de la organización FUERZA DE MUJERES WAYUU / SUTSUIN JIYEYU WAYUU, ampoule en su visita a Pamplona en noviembre de 2016.

Esta mujer Coordinadora de la Escuela de Mujeres indígenas y otras formas de sabiduría, info presentó el proyecto que han realizando en la organización Fuerza de Mujeres Wayuu – Sutsuin Jiyeyu Wayuu junto con la colaboración de IPES Elkartea y la subvención tanto del área de Cooperación al desarrollo del Ayuntamiento de Pamplona como de la Fundación Caja Navarra.

La organización Fuerza de Mujeres Wayuu se organizó para la defensa de su territorio y también del agua llevando a cabo en 2007 la Caravana for women hito iniciático en la lucha que todavía hoy continúan. Destacar dentro de la misma, el proceso de empoderamiento de las mujeres wayuus a través por un lado, de la formación en Derechos humanos, Soberanía alimentaria, Derechos de tierra y agua, y también sobre el Conflicto y la forma y consecuencias de la firma de los Acuerdos de paz en Colombia y,  por otro, de la participación socio-política derivada de dicha formación.

Os dejamos el video para que podáis disfrutarlo:

¡¡¡Esperamos que os guste!!!

  • Actividades
  • Cine
  • Publicaciones

uds-did-sheroes-perdimos-bg

Desde El Aula de Derechos Humanos de IPES Elkartea presentamos dos nuevas Unidades Didácticas de ‘El Cine, order El Mundo y los Derechos Humanos’, urticaria material de apoyo en el trabajo de educadores y educadoras en materia de Derechos Humanos.

Las nuevas unidades, elaboradas por Luis Arellano de www.nosololfilms.org, abordan dos nuevas realidades a través de cortometrajes proyectados durante la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos: ‘Perdimos y seguimos perdiendo’ de Josep Lluís Penadès y ‘Sheroes’ de Carlos Caro. En este caso, los materiales didácticos ayudan a comprender la lucha por los derechos de las mujeres de la India y los pueblos indígenas de América.

Como en ocasiones previas, estas nuevas guías se presentan en formato PDF y pueden tanto visualizarse como descargarse previo registro gratuito en la web del proyecto: www.cineddhh.org. Dicha página cuenta ya con 19 guías didácticas (en formato web y descargables en PDF) y unidades didácticas (en PDF) que permiten abordar un trabajo educativo sobre los Derechos Humanos desde el cine, para su utilización en el ámbito formal como no formal. Además del material didáctico para educadores y educadores se ofrecen actividades concretas sobre las temáticas tratadas en la proyección, así como el acceso directo al visionado de los documentales.

Esta actuación está enmarcada en el proyecto “XI Muestra El Cine, El Mundo y Los Derechos Humanos” impulsado por IPES Elkartea en agrupación con Fundación Felipe Rinaldi y Grupo Intercultural Almáciga, y con la colaboración de la Universidad Pública de NavarraAmnistía Internacional Navarra y Médicos del Mundo Navarra.

Esperamos que resulten de interés, en especial, a aquellas personas del ámbito profesional o voluntariado y vinculadas a centros de educación secundaria, organizaciones sociales juveniles, de tiempo libre, organizaciones de mujeres, entidades defensoras de los Derechos Humanos y de participación ciudadana.

Para cualquier consulta o aportación les agradecemos se comuniquen por correo a través de ipes@ipesnavarra.org

  • Cine

Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, link
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, site el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares- no es capaz de valorar como una gran oportunidad.
Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, bronchi
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, urologist
el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, unhealthy durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares– no es capaz de valorar como una gran oportunidad, incluso aunque sus padres igualmente hagan un esfuerzo económico del que tampoco están exentos.
Invitados a la sesión de Nosolofilms

Por tercer año consecutivo, about it
la plataforma de cine documental con fin social Nosolofilms estuvo presente en la Muestra de Cine y Derechos Humanos, sick
por segunda vez como organizadores. Durante la última jornada, se proyectaron varios cortos que nos acercaron diferentes realidades de Perú (Chicha y Sal), la India (Sheroes), Senegal (Jërëjëf) y Colombia (Perdimos y seguimos perdiendo).

SHEROES

En el proyecto de Carlos Caro enfocado en la India, Sheroes, descubrimos una impresionante apuesta por el empoderamiento de la mujer en el país asiático, donde es marginada socialmente y víctima de todo tipo de abusos y maltratos.

A los más conocidos casos de agresiones sexuales, que gozan de casi total impunidad, se suman otras agresiones también habituales en India, como son los ataques con ácido, con el fin de matar o desfigurar a las víctimas.

La Fundación de Supervivientes al Ácido de la India (Acid Survivors Foundation India, ASFI) estima en entre 100 y 1000 los ataques de este tipo al año, siendo el 72% de ellos contra mujeres. De ellos, el 34% responden a venganzas por el rechazo de propuestas de pretendientes, con otros porcentajes menores por motivo de sospechas de infidelidad o desobediencia al agresor.

Sin embargo, las víctimas han logrado recabar el valor para movilizarse en asociaciones como Stop Acid Attacks (fundada en Nueva Delhi en 2013) que claman por la penalización de estas agresiones y tratan de concienciar a la sociedad de que es culpable pasiva al permitirlas: “La sociedad prepara el crimen, el criminal lo comete”.

En la ciudad de Agra un pequeño grupo de mujeres desfiguradas por el ácido, no sólo buscan cambiar las leyes, sino que han sabido salir adelante laboralmente creando Sheroes Hangout, un revolucionario local a medio camino entre biblioteca y cafetería donde se realizan talleres de todo tipo para empoderamiento de la mujer. Desde allí, donde demuestran a la sociedad que ni tienen motivos por los que avergonzarse ni han dejado de ser válidas para trabajar. Se definen como “luchadoras con cicatrices”.

Se puede seguir su lucha en su web y en su perfil de Facebook.

Fotograma de Sheroes

JËRËJËF

Este otro proyecto de Luis Arellano descubre el problema con los Niños Talibé en Senegal, donde más de 50.000 menores que se dedican a la mendicidad de manera forzada. En esa zona de África, miles de niños son llevados por sus familias –la mayoría de las veces por dificultades económicas- a las daaras, o escuelas coránicas, para aprender el Corán.

Sin embargo, muchos acaban recibiendo malos tratos, viviendo en espacios sin salubridad y debiendo recaudar dinero para los profesores de la daara, denominados marabout, a quien los menores deben devoción y obediencia. Humans Rights Watch considera que muchos de estos niños viven en “condiciones cercanas a la esclavitud”. Y aunque el gobierno legisló en 2005 para acabar con esta situación, está muy lejos de estar resuelta por la larga tradición existente.

La Asociación Jërëjëf de Burlada (Navarra) trabaja en el país intentado mediar para lograr devolver los derechos a los menores, en un difícil equilibrio: “Encontramos un problema al mejorar las daaras: si les das higiene, ropa nueva o seminueva y les intentas cambiar la imagen de mendicidad que tienen, entonces recaudan menos dinero y enseguida el marabout se da cuenta. Buscamos el equilibrio del bienestar de los niños en las daaras y la educación que se les pueda dar con el hecho de que puedan seguir consiguiendo dinero y comida para repartir entre todos los niños”.

Se puede colaborar con la asociación Jërëjëf a través de su web, donde tienen puntual información del estado de sus proyectos y qué necesitan o les es de utilidad.

Fotograma de Jerejef

PERDIMOS Y SEGUIMOS PERDIENDO

El productos Josep Lluís Penadès vivió durante un tiempo en El Chocó, una zona selvática de Colombia donde las comunidades indígenas Emberá y Wounaan están paulatinamente perdiendo sus tierras por el acoso de grupos paramilitares, como el Frente 57 de las FARC, que les expulsan de ellas, roban sus animales y destruyen elementos de cosecha. “El ejército también sobrevuela la zona y hace incursiones, matando a los indígenas. No hay ningún bando que desgraciadamente defienda sus derechos”, lamenta Penadès. En definitiva, el acoso al que se ven sometidos les obliga a cambiar sus formas de vida.

Muchas de las 90 etnias indígenas de Colombia se enfrentan a estos problemas, pero las más pequeñas apenas tienen fuerza para luchas por sus derechos. Estas comunidades vivían de agricultura, caza y pesca sostenible. Pero ante la situación se han visto obligados a unirse; y esta necesaria unión les perjudica en su tradicional forma de supervivencia.

Penadès lo explica: “Ellos estaban acostumbrados a vivir en las riveras de los arrollos pero con casas separadas por varios kilómetros, con pequeñas zonas de tierra que se recuperaba enseguida, con caza, pesca… Pero cuando incursionan todos estos grupos armados se ven obligados a unirse. No es lo mismo cazar para una familia que para toda una comunidad, con lo que el ‘anillo’ de caza que hay alrededor del pueblo es cada vez más alejado, y si quieren ir más lejos a cazar se encuentran con los grupos armados. Lo mismo sucede con la pesca, a lo que se suma el problema de la minería por el oro, defendido por los gobiernos de Uribe y Santos, que contaminan las aguas con mercurio. Al final se ven forzados a entrar en la economía de los blancos y son maltratados por la comunidad afrocolombiana. Muchos jóvenes cuando tienen contacto con la ciudad acaban olvidando las raíces de su cultura y muchas niñas acaban en la prostitución”.

Penadès habla de lo que busca con sus documentales: “Yo puedo explicar todo eso, puedo dar cifras, pero a mí lo que me interesa son las personas, la parte más empática, algo que nos haga sentir que la única diferencia es circustancial: nosotros hemos nacido aquí y ellos allí. Pero como personas tenemos las mismas necesidades: ser amados, amar, tener trabajo, fundar una familia y vivir el día a día. En cualquier problemática hay que ir a buscar la esencia, que son las personas; lo que cambia es el contexto. Yo creo que creando empatía es la forma de poder ayudar. Uno no tiene la capacidad de influir en un gobierno, pero sí a una persona; y si esta persona se conciencia e influye en el vecino, la cadena de valores existe y funciona, y es lo que yo pretendo”.

  • Charla
  • Cine

Timbuktu

La cuarta jornada de la X Muestra de Cine y DDHH de Pamplona nos trasladó de nuevo a África, visit web esta vez para analizar cómo los fundamentalismos atentan contra los derechos, this con la película ‘Timbuktu’. El antropólogo Alberto Lo?pez Bargados se ocupó en esta ocasión de aportar el contexto necesario para comprender mejor el filme.

En medio de una enorme inestabilidad fruto de la rebelión tuareg de 2012 en el noroeste de Malí (en una gran región llamada Azawad), un conglomerado de grupos diversos (MNLA, Ansar Dine, Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental) ocupan el área de la mítica ciudad de Tombuctú. El establecimiento de la sharia o ley islámica en la región empieza a imponer férreas normas de conducta a sus habitantes.

A la prohibición de la música, jugar al fútbol, fumar o que las mujeres tengan las manos visibles, se suman sentencias de detención, azotes y hasta lapidaciones, que poco a poco van minando la moral de residentes de la ciudad. Con unas imágenes de gran belleza y una música fascinante, el contraste entre la aparente apacible vida previa y las imposiciones de los recién llegados es intenso.

Las personas de Tombuctú, hastiadas por la situación, acaban revelándose con pequeños actos de desobediencia individuales, siendo conscientes de lo qué se juegan por ello.

Alberto López Bargados en la X Muestra

Sin embargo, Alberto López Bargados matiza que esto es una “visión maniquea” del escenario, ya que se transmite que “ese yihadismo, ese Islam fanatizado, viene del exterior, no está allí”. Sin embargo, el antropólogo defiende que esto “no es cierto: Tombuctú ha sido prácticamente desde el siglo XIII un centro de producción de discurso islámico que ha irradiado para todo el África Occidental y la UMA. Esta ideología yihadista o salafista, que es verdad que está financiada por Qatar y Arabia Saudí, está presente en ese territorio desde los años 40 –y con seguridad los años 50– del siglo XX. Para un número muy importante de personas que viven en la región de Tombuctú, la imposición de la sharia en su vida cotidiana no constituyó una novedad especialmente importante con respecto a los mecanismos con los que regulaban las relaciones interpersonales con anterioridad a la llegada del yihadismo. En materia civil la sharia estaba plenamente operativa cotidianamente en esas zonas.”

El antropólogo de la Universidad de Barcelona busca con su explicación dejar claro que “este esquema cómodo de separar un Islam bueno de un Islam malo es el que ha justificado la intervención militar francesa sobre este territorio” en el cual el país galo tiene grandes “intereses geoestratégicos: las minas de Uranio de Niger, muy cerca de la frontera de Malí y que abastecen en un 80% a las centrales nucleares que tiene Francia”. Y recuerda que estas simplificaciones ya se han hecho en otras intervenciones como Irak o Afganistán.

La realidad siempre es mucho más compleja: “El Islam no es únicamente una práctica religiosa sino que también es una opción política que se tiene que declinar en términos geoestratégicos. La escena geoestratégica global del Islam” la controlan tres o cuatro “superpotencias islámicas: Qatar, Arabia Saudí, Irán y –y añadiría Turquía– compiten por imponer su propio criterio doctrinal, que es una forma de imponer sus propios intereses políticos y geoestratégicos. Toda la UMA asiste a una especie de guerra fría donde los verdaderos contendientes no entran físicamente en conflicto, pero lo que hacen es financiar –como hizo EEUU y la URSS durante la Guerra Fría– milicias terceras para que luchen en defensa de sus intereses. Todo eso ahí está presente.”

Aunque el escenario es mucho más diverso y complicado de la visión aparentemente simplista que transmite el filme, lo cierto es que –de cualquier manera– (sea por causas religiosas, políticas o simples tradiciones), una vez más asistimos a la realidad de la violación de derechos de las personas que viven en aquellas regiones en las que se juegan todo tipo de intereses variados.

  • Charla
  • Cine

Ave María Aburto en la X Muestra

En el Ecuador de la X Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona se proyectó ‘Tigers’, mind un filme del director bosnio Danid Tanovic, viagra 40mg que repite en estas jornadas después de La mujer del chatarrero, una de las propuestas del año pasado. En esta ocasión, la farmacéutica Ave María Aburto, de Médicos del Mundo, dio las claves del contexto del filme para su mejor comprensión.

Tanovic nos traslada a la Pakistán de 1989 para narrar la historia real de Ayan, un joven comercial de Netslé (en la película ‘encubierta’ bajo el falso nombre de ‘Lasta’). Ayan tendrá a su alcance todos los recursos de la gran multinacional de la alimentación para aumentar las ventas de uno de los productos estrella: las leches infantiles. Siendo animado por la marca a hacer uso de sobornos, como obsequios y favores personales, Ayan logra que todos los médicos de su región acaben prescribiendo a las madres el uso de las leches de sustitución.

Sin embargo, cuando todo parece perfecto, uno de los médicos advierte a Ayan de que los productos que vende resultan mortales si no se cumplen a rajatabla los consejos que la marca da sobre los mismos, y que muchas madres no están en disposición de seguir, bien por analfabetismo que les impide leerlas, bien por no contar con los medios económicos en aquél país para usar agua potable en la preparación de las leches. Al descubrir los sucesos y ver a niños muriendo, Ayan se enfrenta a sus jefes de Nestlé abandonando el trabajo y escribiendo a la Organización Mundial de la Salud para alertar de los hechos. Los responsables de la empresa, que demuestran conocer los riesgos, emprenden una persecución contra Ayan para evitar que la noticia salga a la luz manchando el nombre de Nestlé con un escándalo.

Detrás de esta historia de valentía de un simple trabajador que se enfrenta a los abusos de una multinacional, descubrimos una vez más cómo las grandes empresas se imponen a personas y gobiernos, y cualquiera que ose interponerse o cuestionarles puede ser objetivo de sus iras. Como le dicen a Ayan durante el filme, “puedes luchar contra ellos, pero no vencerlos”. Así mismo lo resume Ave María Aburto: “Lo que abunda es el dinero, el poder y la influencia: es evidente que sólo se piensa en intereses comerciales y no en el punto de vista ético”.

Fotograma de Tigers

El caso que ocupa la película es significativo porque, a diferencia de otros bienes comerciales o medicamentos, la venta de leches de sustitución está regulado desde el año 1981 por un código de comercialización de Sucedáneos de la leche elaborado por la OMS y Unicef. Aunque el documento es de casi una década antes de los hechos sucedidos en Pakistán, este código no es vinculante, y varios países han ido firmándolo o adaptándolo a su legislación (en muchos casos, sólo parcialmente) muchos años después. Por ejemplo, EEUU lo adopta en 1994, pero España no lo hizo hasta 2008 (Real Decreto 867/2008).

Uno de los aspectos centrales del código es que no se puede realizar publicidad de los sucedáneos de leche materna y ha de advertirse de que hasta los 6 meses de edad del bebé la OMS recomienda la lactancia materna y no sustitutivos de la misma. Tampoco se pueden proporcionar muestras o realizar promociones especiales. Estos productos están obligados a indicar la composición y normas de utilización, pero Aburto recuerda: “No estamos hablando de productos al uso, lo que pasa es que este tipo de productos y medicamentos necesitan una educación sanitaria y recomendaciones” de los profesionales que los venden o prescriben. Y en casos como los del filme, “hablamos también de personas analfabetas y personas con pocos recursos, por lo que hay que preocuparse de dar las instrucciones y explicar cómo se utilizan: uno no puede vender algo relacionado con la salud y que cada cual se apañe como pueda”.

En la actualidad, el código de Nestlé, que también puede consultarse online, realiza una comparativa a doble columna entre lo que indica la OMS y lo que Nestlé aplica.

Si bien, los abusos comerciales y de las multinacionales siguen hoy muy presentes. Una de las mayores preocupaciones y gran motivo de movilización en Internet actualmente es el TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership / Tratado Transatlántico para el Comercio y la Inversión) entre Estados Unidos y Europa, que modificará las regulaciones relativas a medio ambiente, derechos de los consumidores y trabajadores. Durante la charla posterior al filme se denunció cómo el TTIP va a alargar la vida de las patentes, de manera que el acceso a medicamentos genéricos se retrase, con su consiguiente perjuicio para la población.

Como vemos, a pesar de que hoy en día existe mucho mayor acceso a la información, la lucha de los consumidores por que los fines comerciales no pisoteen sus derechos –en especial el Derecho a la Salud– sigue hoy muy presente y es un campo de lucha constante que no puede ser olvidado y en el que todos podemos dar la batalla.

  • Charla
  • Cine

Hirut

El segundo día de la X Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona nos transportó a África de la mano de ‘Difret’ (del director etíope Zeresnay Berhane), sildenafil con el análisis de la escritora y activista africana Remei Sipi (presidenta de la asociación de Mujeres Guineanas E’Waiso Ipola).

El filme retrata la historia de Hirut, una joven de 14 años que a la salida de la escuela es raptada por un grupo de hombres para ser violada y luego obligada a contraer matrimonio con uno de ellos. En medio del horror, Hirut mata en defensa propia al que iba a ser su marido. Cuando es abocada por ello a la pena de muerte, la abogada Meaza Ashenafi y la asociación Andinet se hacen con de su defensa legal, no sólo para intentar salvarla a ella, sino para acabar con una práctica salvaje aún muy presente en la Etiopía rural.

A través de esta historia basada en hechos ocurridos hace apenas una década, descubrimos la dura realidad del matrimonio por rapto, una abominable práctica aún tristemente extendida por muchos países del mundo. Remei Sipi deja claro que detrás de estos actos “no está la religión, es la tradición”; y añade que “cuando la tradición atropella los Derechos Humanos, se ha de ir contra la tradición”. Esta máxima es la que debió llevar a Meaza Ashenafi a emprender una cruzada para defender los derechos de las mujeres etíopes y conseguir que de una vez se hiciera justicia, aplicando leyes que hasta entonces eran papel mojado.

La película nos muestra el contraste entre la África rural y la urbana, dos escenarios cercanos físicamente pero que mantienen una gran distancia en la aplicación de los derechos. En el mundo rural, aún hoy en día, la justicia la aplican unos ‘consejos de ancianos’ en los que, lejos de la imagen idílica que se tiene de ellos, sólo vemos hombres guiados por la tradición aplicando sentencias desgarradoras como las del filme: condenan a Hirut a pagar económicamente la muerte de su violador y, además, verse desterrada; y si osara regresar con su familia, sería asesinada. La propia película nos da la clave: el Ministerio de Justicia no se entromete allá donde la ley la marca la tradición.

Remei Sipi en la Muestra

Remei Sipi apunta otro hecho a tener en cuenta de la historia que aborda el largometraje: vemos que “la abogada, dentro de las dificultades, al menos podía ejercer de abogada. Hay zonas de África en las que esto es imposible y hay atropellos –tanto de hombres como mujeres– que quedan en el anonimato. Hoy sigue habiendo casos de desaparecidos que no salen en los periódicos”, y es que estos sólo destacan aspectos económicos de “países emergentes”, que en realidad son “zonas urbanas y los cuatro que viven de ellas”. Sipi señala que “la zona rural africana sigue estando en la misma situación que hace 15 ó 20 años, que nadie nos engañe”. Denuncia, por ello, que de África sólo interesa el petróleo y los recursos de algunos de sus países, y ninguna nación occidental se preocupa de las violaciones de derechos.

La ensayista profundizó en la crítica a la escasa o nula difusión que dan los medios a lo que ocurre en África: “Una escritora de Zimbabue dijo ‘¿cuándo hablarán de las mujeres africanas si no ganamos el premio Nobel?’” Y acaba su denuncia indicando que “la mujer africana va trabajando poco a poco, pero como todo lo que concierne al continente africano, es invisible, no se sabe”.

  • Cine

Cine y DDHH 2014

Este año 2014 se cumple el décimo aniversario de la celebración de la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, what is ed
Cines Golem, order Fundación Felipe Rinaldi, erectile
Amnistía Internacional y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo, UPNA y Almaciga y con la Subvención del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona.

En esta ocasión realizamos una propuesta que acerca a Pamplona entre los días 10 y 14 de Noviembre, diferentes películas de ficción y documental que trataran de acercarnos a realidades diversas y de plena actualidad. La precariedad laboral y la emigración; la lucha contra la violencia de género; el Derecho a la salud; los Fundamentalismos contra los Derechos y diferentes experiencias y situaciones en el continente africano conforman el programa.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, durante los días 11, 12 y 13 en sesión matinal tendremos encuentros con alumnado de Enseñanza Media en un programa de cine documental que tratará temas como la Mutilzación genital femenina en Africa, la discriminación de personas con albinismo en Tanzania, la discriminación de personas LGBTI en África y la Memoria histórica en España.

Toda la información sobre la Muestra 2014 está en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.
Cine y DDHH 2014

Este año 2014 se cumple el décimo aniversario de la celebración de la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, pilule
Cines Golem, Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo, UPNA y Almaciga y con la Subvención del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona.

En esta ocasión realizamos una propuesta que acerca a Pamplona entre los días 10 y 14 de Noviembre, diferentes películas de ficción y documental que trataran de acercarnos a realidades diversas y de plena actualidad. La precariedad laboral y la emigración; la lucha contra la violencia de género; el Derecho a la salud; los Fundamentalismos contra los Derechos y diferentes experiencias y situaciones en el continente africano conforman el programa.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, durante los días 11, 12 y 13 en sesión matinal tendremos encuentros con alumnado de Enseñanza Media en un programa de cine documental que tratará temas como la Mutilzación genital femenina en Africa, la discriminación de personas con albinismo en Tanzania, la discriminación de personas LGBTI en África y la Memoria histórica en España.

Toda la información sobre la Muestra 2014 está en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.

IPES Elkartea te invita el próximo miércoles 10 de junio, capsule
a las 20.00hs en C/ Tejería 28, diet
bajo (Pamplona)
a la charla sobre DERECHOS HUMANOS y EMPRESAS.

Empresas y derechos humanos se han convertido en un tema que los distintos Estados y empresas de todo el mundo no pueden ignorar por más tiempo. Por una parte, ambulance
las empresas contribuyen de diversas maneras  al respeto de los derechos humanos, como, por ejemplo, facilitando el acceso a un empleo digno y condiciones de vida adecuadas. Por otra, las actividades empresariales también pueden provocar resultados adversos para los derechos humanos como los impactos medioambientales que afectan a los derechos de las personas, y otros muchos casos que no suelen atraer la atención de la comunidad internacional. Además, somos testigos de un creciente reconocimiento internacional del papel de los derechos humanos en el desarrollo sostenible, así como de la contribución que las empresas pueden y deberían llevar a cabo en relación a ciertos problemas globales como el cambio climático, la pobreza o la desigualdad.

Desde el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas se adoptó unánimemente los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos. Un número creciente de Estados y empresas está tomando medidas reales para poner en práctica los tres pilares de estos Principios Rectores: el deber del Estado de proteger los derechos humanos, la responsabilidad de las empresas de respetarlos y el derecho de las víctimas a acceder a remedios  eficaces. Sin embargo, los mayores desafíos se centran aún en la implementación.

Para profundizar en estas cuesiones nos acompañará Mikel Berraondo, experto internacional en Derechos Humanos y miembro del Area Internacional de IPES Elkartea, recientemente elegido por la UE y la AECID como uno de los rostros de la cooperación española en el año europeo del desarrollo, 2015.

Esta actividad está enmarcada en el proyecto “Xª Muestra de cine y Derechos Humanos” financiado por Fundación Felipe Rinaldi, Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra.

ayuntamiento-pamplonaLogo GN castellano 1 tintasponsor-rinaldisponsor-amnistia
Mirarte

Este fin de semana, illness
Diario de Noticias de Navarra publicaba en su sección “Mirarte” una doble página sobre la X Muestra de Cine y Derechos Humanos que da hoy comienzo en Golem Baiona a las 20h.

Bajo el título Cine que agita conciencias, more about
el diario recoge la preocupación de Mikel Berraondo, responsable del Aula de Derechos Humanos de IPES ante el “gran retroceso en el respeto a los derechos humanos” en España y en el mundo. Berraondo indica que debido a los casos de homofobia, violencia o apoyo a la pena de muerte entre jóvenes, “hemos visto necesario trabajar con los institutos, ya que en los últimos años hemos percibido actitudes que no veíamos desde hace tiempo”. Por ello, además de las sesiones vespertinas, en esta edición se realizarán también tres sesiones educativas matinales con institutos de enseñanza media.

  • Acción
  • Actividades
  • Noticia

Korubo

AECID te invita el próximo viernes 17 de mayo, discount rx a las 12h en el Salón de Actos de AECID (Av. Reyes Católicos 4, Madrid), al estreno en Madrid del documental ‘Korubo – Una etnia entre fronteras’. La entrada será libre hasta completar aforo haciendo uso de la siguiente invitación:

Al estreno en Pamplona asistieron 90 personas. Visita el ‘Así fue’ para ver entrevistas y fotos.

Conforme las fronteras de la deforestación y la degradación ambiental aumentan, pequeños grupos de personas pertenecientes a los últimos pueblos que viven aislados del mundo que nos rodea, se debaten entre la supervivencia y el contacto, con quienes les tienen atemorizados desde siempre. En el ir y venir de unos y otros, algunos pueblos se quedan divididos cuando una parte decide entrar en contacto y otra parte decide seguir ocultos en la espesura del bosque. Historias como la del pueblo Korubo que presentamos en este documental que nos recuerdan las historias de los últimos pueblos que se resisten al contacto y que viven amenazados de manera permanente por el avance imparable de un desarrollo nada sostenible.

La supervivencia de los pueblos en aislamiento en América se ha convertido en una cuestión mayor, de protección y garantía de derechos humanos, ante las agresiones y conflictos que se están dando en diversos países con demasiada frecuencia y ante la posibilidad, muy real, de estar viviendo los últimos procesos de genocidio sin que los Gobiernos estén actuando seriamente.

Wayuu

Del 20 al 31 de Mayo 2013. Nueva York

El Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU es un organismo asesor del Consejo Económico y Social, hospital
con el mandato de examinar las cuestiones indígenas relacionadas al desarrollo económico y social, Gastritis
la cultura, la educación, la salud, el medio ambiente y los derechos humanos.

Este año tiene lugar el 12º período de sesiones del Foro Permanente.

En éste contexto, IPES ELKARTEA, un año más participa en el Foro Permanente y hace un acompañamiento jurídico a las organizaciones con las que trabaja. Por un lado la Confederación Mapuche de Neuquén y el Observatorio para los derechos de los pueblos indígenas de Neuquén ODHPI y por otro la Unión de Fuerza de Mujeres Wayuu de Colombia. Seguir leyendo

¡Únete a IPES Elkartea! - Súmate, forma parte, colabora en el proyecto. ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Con la financiación de

  • Gobierno de Navarra
  • Ayuntamiento de Pamplona