Cine

  • Cine
  • Curso

difret-promo-540x303

TALLER DE CINE DOCUMENTAL SOBRE DERECHOS HUMANOS

Inscripción: hasta el 2 de mayo 2017

Profesores:

Plazas: 20

Lugar: Aula 203 del Edificio Aulario, 2ª planta. Campus Arrosadia, s/n. Pamplona.

Horario: 18.30h  a 20.30h

Organiza: Área de Cooperación al Desarrollo de la Universidad Pública de Navarra

Colabora: Muestra de Cine y Derechos Humanos

Programa contenidos en el aula (20 horas)

Ejemplos específicos de películas documentales o con elementos documentales. 

Proyecto 

Inscripción y admisión 

Enviar un correo electrónico a cooperacion.desarrollo@unavarra.es con los datos personales, currículum vítae y una carta explicando por qué se desea realizar el curso.

Plazo: hasta el 2 de mayo 2017.

Se notificará individualmente a cada solicitante tras la valoración del Curriculum Vitae y de la carta de motivación.

 

  • Cine

poster-banda-680-300-juvcond

Tras doce años de andadura,  desde el consorcio organizador de la Muestra de Cine y DDHH nos hemos propuesto exportar la XII Muestra de Cine, El Mundo y los Derechos Humanos, que tuvo lugar en Noviembre de 2016, a la Casa de la Juventud y al Palacio del Condestable, en los meses de Abril y Mayo.

Mostrando parte de las películas de la Muestra, con el objetivo de generar sensibilización y debate sobre cuestiones que afectan a la vida de muchos seres humanos en el resto del mundo, en materia de DDHH.

Quizá no tuvisteis la oportunidad de acudir a la Muestra, ahora tenéis una nueva oportunidad, para disfrutar de estas sesiones gratuitas y compartir reflexiones sobre temáticas de DDHH de las películas.

Por ello, os ofrecemos las proyecciones y debate con la presencia de personas expertas en las diferentes temáticas que presentamos.

¡¡ Os esperamos !!  

Póster XII Muestra Cine y DDHH en Casa de la Juventud

Póster XII Muestra Cine y DDHH en Civivox Condestable

Hamabi urteko ibilera eta gero, Zinemaldia eta Giza Eskubideetako partzuergo antolatzailetik, 2016ko azaroan ospatutako XII. Zinemaldia, Mundua eta Giza Eskubideak esportatu nahi izan dugu, Gaztediaren etxean eta Kondestablearen Jauregian, apirileko eta maiatzeko hilabetetan.

Zinemaldiko hainbat filma jarriko dira. Honen helburua, Giza Eskubideen arira munduko gizakia askoren bizitzan eragina duten hainbat kontu edo arazoen inguruan sensibilizatzea eta eztabaida sortzea izango da.

Agian ez zenuten Zinemaldira joateko aukerarik izan, orain aukera berria duzue emanaldiaz disfrutatzeko. Saioak dohainik dira eta bertan, Giza Eskubideekin lotutako gaien inguruan hausnarketak partekatzeko aukera izango duzue.

Horrela, emanaldiak eta debateak eskaintzen dizkizuegu, filmetan aurkezten ditugun gaia desberdinen inguruan pertsona adituez lagunduta.

Zuen zain egonen gara!

  • Cine
  • Jornadas

Cine y DDHH 2015-16

Tras once años de andadura, try desde el consorcio organizador de la Muestra de Cine y DDHH nos hemos propuesto exportar la XI Muestra de Cine, check
El Mundo y los Derechos Humanos, que tuvo lugar en Noviembre de 2015, a la Casa de la Juventud y al Palacio del Condestable, en los meses de Abril y Mayo.

Mostrando parte de las películas de la Muestra, con el objetivo de generar sensibilización y debate sobre cuestiones que afectan a la vida de muchos seres humanos en el resto del mundo, en materia de DDHH.

Quizá no tuvisteis la oportunidad de acudir a la Muestra, ahora tenéis una nueva oportunidad, para disfrutar de éstas sesiones gratuitas y compartir reflexiones sobre temáticas de DDHH de las películas.

Por ello, os ofrecemos las proyecciones con debate dirigidas por Luis Arellano, de No Solo Films. Arellano es foto?grafo, profesor y documentalista navarro involucrado en proyectos de cooperacio?n al desarrollo y activismo por los derechos humanos. Compagina sus labores docentes en audiovisual y derechos humanos con trabajos audiovisuales de denuncia contra las vulneraciones de derechos fundamentales y la justicia social por todo el mundo.

CHICAS NUEVAS 24 HORAS

Martes 5 de Abril
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Se contará con la presencia de la directora, Mabel Lozano
Entrada gratuita

Miércoles 6 de Abril
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015

CAMINO A LA ESCUELA

Martes 12 de Abril
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Entrada gratuita

Miércoles 13 de Abril
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015

TECHO Y COMIDA

Martes 19 de Abril
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Entrada gratuita

Miércoles 20 de Abril
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015


SESIÓN NOSOLOFILMS

Martes 10 de Mayo
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Entrada gratuita

Miércoles 4 de Mayo
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015

  • Cine

Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, link
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, site el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares- no es capaz de valorar como una gran oportunidad.
Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, bronchi
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, urologist
el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, unhealthy durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares– no es capaz de valorar como una gran oportunidad, incluso aunque sus padres igualmente hagan un esfuerzo económico del que tampoco están exentos.
Invitados a la sesión de Nosolofilms

Por tercer año consecutivo, about it
la plataforma de cine documental con fin social Nosolofilms estuvo presente en la Muestra de Cine y Derechos Humanos, sick
por segunda vez como organizadores. Durante la última jornada, se proyectaron varios cortos que nos acercaron diferentes realidades de Perú (Chicha y Sal), la India (Sheroes), Senegal (Jërëjëf) y Colombia (Perdimos y seguimos perdiendo).

SHEROES

En el proyecto de Carlos Caro enfocado en la India, Sheroes, descubrimos una impresionante apuesta por el empoderamiento de la mujer en el país asiático, donde es marginada socialmente y víctima de todo tipo de abusos y maltratos.

A los más conocidos casos de agresiones sexuales, que gozan de casi total impunidad, se suman otras agresiones también habituales en India, como son los ataques con ácido, con el fin de matar o desfigurar a las víctimas.

La Fundación de Supervivientes al Ácido de la India (Acid Survivors Foundation India, ASFI) estima en entre 100 y 1000 los ataques de este tipo al año, siendo el 72% de ellos contra mujeres. De ellos, el 34% responden a venganzas por el rechazo de propuestas de pretendientes, con otros porcentajes menores por motivo de sospechas de infidelidad o desobediencia al agresor.

Sin embargo, las víctimas han logrado recabar el valor para movilizarse en asociaciones como Stop Acid Attacks (fundada en Nueva Delhi en 2013) que claman por la penalización de estas agresiones y tratan de concienciar a la sociedad de que es culpable pasiva al permitirlas: “La sociedad prepara el crimen, el criminal lo comete”.

En la ciudad de Agra un pequeño grupo de mujeres desfiguradas por el ácido, no sólo buscan cambiar las leyes, sino que han sabido salir adelante laboralmente creando Sheroes Hangout, un revolucionario local a medio camino entre biblioteca y cafetería donde se realizan talleres de todo tipo para empoderamiento de la mujer. Desde allí, donde demuestran a la sociedad que ni tienen motivos por los que avergonzarse ni han dejado de ser válidas para trabajar. Se definen como “luchadoras con cicatrices”.

Se puede seguir su lucha en su web y en su perfil de Facebook.

Fotograma de Sheroes

JËRËJËF

Este otro proyecto de Luis Arellano descubre el problema con los Niños Talibé en Senegal, donde más de 50.000 menores que se dedican a la mendicidad de manera forzada. En esa zona de África, miles de niños son llevados por sus familias –la mayoría de las veces por dificultades económicas- a las daaras, o escuelas coránicas, para aprender el Corán.

Sin embargo, muchos acaban recibiendo malos tratos, viviendo en espacios sin salubridad y debiendo recaudar dinero para los profesores de la daara, denominados marabout, a quien los menores deben devoción y obediencia. Humans Rights Watch considera que muchos de estos niños viven en “condiciones cercanas a la esclavitud”. Y aunque el gobierno legisló en 2005 para acabar con esta situación, está muy lejos de estar resuelta por la larga tradición existente.

La Asociación Jërëjëf de Burlada (Navarra) trabaja en el país intentado mediar para lograr devolver los derechos a los menores, en un difícil equilibrio: “Encontramos un problema al mejorar las daaras: si les das higiene, ropa nueva o seminueva y les intentas cambiar la imagen de mendicidad que tienen, entonces recaudan menos dinero y enseguida el marabout se da cuenta. Buscamos el equilibrio del bienestar de los niños en las daaras y la educación que se les pueda dar con el hecho de que puedan seguir consiguiendo dinero y comida para repartir entre todos los niños”.

Se puede colaborar con la asociación Jërëjëf a través de su web, donde tienen puntual información del estado de sus proyectos y qué necesitan o les es de utilidad.

Fotograma de Jerejef

PERDIMOS Y SEGUIMOS PERDIENDO

El productos Josep Lluís Penadès vivió durante un tiempo en El Chocó, una zona selvática de Colombia donde las comunidades indígenas Emberá y Wounaan están paulatinamente perdiendo sus tierras por el acoso de grupos paramilitares, como el Frente 57 de las FARC, que les expulsan de ellas, roban sus animales y destruyen elementos de cosecha. “El ejército también sobrevuela la zona y hace incursiones, matando a los indígenas. No hay ningún bando que desgraciadamente defienda sus derechos”, lamenta Penadès. En definitiva, el acoso al que se ven sometidos les obliga a cambiar sus formas de vida.

Muchas de las 90 etnias indígenas de Colombia se enfrentan a estos problemas, pero las más pequeñas apenas tienen fuerza para luchas por sus derechos. Estas comunidades vivían de agricultura, caza y pesca sostenible. Pero ante la situación se han visto obligados a unirse; y esta necesaria unión les perjudica en su tradicional forma de supervivencia.

Penadès lo explica: “Ellos estaban acostumbrados a vivir en las riveras de los arrollos pero con casas separadas por varios kilómetros, con pequeñas zonas de tierra que se recuperaba enseguida, con caza, pesca… Pero cuando incursionan todos estos grupos armados se ven obligados a unirse. No es lo mismo cazar para una familia que para toda una comunidad, con lo que el ‘anillo’ de caza que hay alrededor del pueblo es cada vez más alejado, y si quieren ir más lejos a cazar se encuentran con los grupos armados. Lo mismo sucede con la pesca, a lo que se suma el problema de la minería por el oro, defendido por los gobiernos de Uribe y Santos, que contaminan las aguas con mercurio. Al final se ven forzados a entrar en la economía de los blancos y son maltratados por la comunidad afrocolombiana. Muchos jóvenes cuando tienen contacto con la ciudad acaban olvidando las raíces de su cultura y muchas niñas acaban en la prostitución”.

Penadès habla de lo que busca con sus documentales: “Yo puedo explicar todo eso, puedo dar cifras, pero a mí lo que me interesa son las personas, la parte más empática, algo que nos haga sentir que la única diferencia es circustancial: nosotros hemos nacido aquí y ellos allí. Pero como personas tenemos las mismas necesidades: ser amados, amar, tener trabajo, fundar una familia y vivir el día a día. En cualquier problemática hay que ir a buscar la esencia, que son las personas; lo que cambia es el contexto. Yo creo que creando empatía es la forma de poder ayudar. Uno no tiene la capacidad de influir en un gobierno, pero sí a una persona; y si esta persona se conciencia e influye en el vecino, la cadena de valores existe y funciona, y es lo que yo pretendo”.

  • Cine

La XI Muestra de Cine y DDHH acercó a los espectadores en su tercera jornada el problema de la trata de personas a través de la mirada de la realizadora Mabel Lozano, website con los testimonios de numerosas víctimas y los detalles del trabajo sobre el terreno para atenderlas que realiza Médicos Del Mundo en ciudades españolas.

Mabel Lozano cuenta con una amplia trayectoria de compromiso social con el tema de la trata. Lo ha analizado en documentales, medicine cortos y spots desde muy distintas perspectivas. El último enfoque, Chicas Nuevas 24 Horas, surgió tras ver en un destacado diario de tirada nacional un anuncio que ofrecía “chicas nuevas y complacientes disponibles las 24 horas”. Lozano hizo un viaje al origen para descubrir cómo son captadas las mujeres.

El proyecto está hilado a través de una reunión de emprendedores guiada por una supuesta ejecutiva que desgrana las cifras de dinero que mueve la prostitución, así como la forma de dar con un ‘buen producto’ y cómo desecharlo cuando ‘ya no da más de sí’. Este enfoque tratando a las mujeres como un producto objeto, lejos de resultar frívolo, reafirma la visión de que para los tratantes estas mujeres no son más que elementos de consumo, sin derechos.

El documental nos descubre cómo muchas de estas mujeres son engañadas en sus países de origen para trabajar “en bares o restaurantes” y acaban viajando a Europa y viviendo atrapadas en un club o coaccionadas cada día ‘haciendo la calle’.

4.500.000 mujeres y niñas son víctimas de la trata cada año, formando parte de un negocio de 32.000 millones de dólares anuales. Existe toda una red financiera en torno a este oscuro mercado, con agencias de viajes o medios de comunicación que participan a su manera; por ejemplo, se calcula que la prensa escrita europea recauda 40 millones de euros sólo con anuncios de prostitución.

Las mafias se lucran no sólo con los cuerpos de las mujeres, sino que también las exprime económicamente. Primero les hace pagar a ellas mismas el viaje a Europa; después, somete esa deuda a intereses que aumentan brutalmente cada mes; además, les obliga a pagarse su propio sustento (comida, materiales de higiene, etc.) y crea un aún más perverso sistema de multas en los burdeles por el cual se les obliga a abonar 200 o 300 euros por –entre otros motivos– discutir entre ellas o simplemente poder salir del club. A esto se suma que la Ley Mordaza multa también a las propias prostitutas, que no son más que víctimas de una explotación.

Invitadas a Chicas nuevas 24h
Alicia Palmer (izda) y Yolanda Rodríguez (dcha), de Médicos del Mundo.

Frente a esta realidad, Alicia Palmer, de Médicos del Mundo Madrid, denuncia que existe una imagen dulcificada y trivializada con el fenómeno de la prostitución a ojos de la sociedad. “Ahora mismo en España el tema de la prostitución se ve como un problema de orden público, como ‘qué hacen estas mujeres aquí, que pueden verles los niños’, y no como una vulneración de derechos humanos”. Es más, “es muy fácil disfrazar la prostitución de una acción voluntaria, porque están aleccionadas para decirlo”, dado que viven coaccionadas.

Palmer relata que España es, de hecho, un destino de turismo sexual para el resto de Europa: “Hay puticlubs por todas partes; hasta hay fincas en Castilla-La Mancha donde se celebran cacerías con final feliz, con un prostíbulo dentro de la propia finca”. Según el documental de Mabel Lozano, existen unos 1.900 clubes en todo el estado, con un volumen de negocio de 5 millones de euros al día; arroja además el dato de que España es el tercer país del mundo en hombres que pagan por sexo, tras Tailandia y Puerto Rico.

Uno de los problemas en España es que la trata es sólo delito desde el año 2010, y para que una mujer pueda salir del negro agujero de la prostitución ha de testificar en contra de las mafias que les explotan. Yolanda Rodríguez, de Médicos del Mundo Navarra, aclara que, “de hecho, no existe una ley integral contra la trata, que es algo que vienen reclamando todas las entidades que trabajan contra la trata. Pero sigue recayendo el peso sobre la víctima, que es la que tiene que denunciar. Y en muchas víctimas concurren otras cosas, como que estén en situación irregular y entra en acción la injusta ley de extranjería”.

Como complemento al documental de Mabel Lozano, Rodríguez recomienda el visionado de la charla ‘Ninguna mujer nace para puta’ de Sonia Sánchez, “de una superviviente de la prostitución argentina, que habla de la prostitución como una violación de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres”. Rodríguez considera que “habría que hacer escarnio de los hombres que hacen gala de que consumen prostitución”, porque sigue siendo algo normalizado y sin condena social.


Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, viagra 100mg
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares– no es capaz de valorar como una gran oportunidad, incluso aunque sus padres igualmente hagan un esfuerzo económico del que tampoco están exentos.

  • Cine

La XI Muestra de Cine y DDHH acercó a los espectadores en su tercera jornada el problema de la trata de personas a través de la mirada de la realizadora Mabel Lozano, cure con los testimonios de numerosas víctimas y los detalles del trabajo sobre el terreno para atenderlas que realiza Médicos Del Mundo en ciudades españolas.

Mabel Lozano cuenta con una amplia trayectoria de compromiso social con el tema de la trata. Lo ha analizado en documentales, practitioner cortos y spots desde muy distintas perspectivas. El último enfoque, sildenafil Chicas Nuevas 24 Horas, surgió tras ver en un destacado diario de tirada nacional un anuncio que ofrecía “chicas nuevas y complacientes disponibles las 24 horas”. Lozano hizo un viaje al origen para descubrir cómo son captadas las mujeres.

El proyecto está hilado a través de una reunión de emprendedores guiada por una supuesta ejecutiva que desgrana las cifras de dinero que mueve la prostitución, así como la forma de dar con un ‘buen producto’ y cómo desecharlo cuando ‘ya no da más de sí’. Este enfoque tratando a las mujeres como un producto objeto, lejos de resultar frívolo, reafirma la visión de que para los tratantes estas mujeres no son más que elementos de consumo, sin derechos.

El documental nos descubre cómo muchas de estas mujeres son engañadas en sus países de origen para trabajar “en bares o restaurantes” y acaban viajando a Europa y viviendo atrapadas en un club o coaccionadas cada día ‘haciendo la calle’.

4.500.000 mujeres y niñas son víctimas de la trata cada año, formando parte de un negocio de 32.000 millones de dólares anuales. Existe toda una red financiera en torno a este oscuro mercado, con agencias de viajes o medios de comunicación que participan a su manera; por ejemplo, se calcula que la prensa escrita europea recauda 40 millones de euros sólo con anuncios de prostitución.

Las mafias se lucran no sólo con los cuerpos de las mujeres, sino que también las exprime económicamente. Primero les hace pagar a ellas mismas el viaje a Europa; después, somete esa deuda a intereses que aumentan brutalmente cada mes; además, les obliga a pagarse su propio sustento (comida, materiales de higiene, etc.) y crea un aún más perverso sistema de multas en los burdeles por el cual se les obliga a abonar 200 o 300 euros por –entre otros motivos– discutir entre ellas o simplemente poder salir del club. A esto se suma que la Ley Mordaza multa también a las propias prostitutas, que no son más que víctimas de una explotación.

Invitadas a Chicas nuevas 24h
Alicia Palmer (izda) y Yolanda Rodríguez (dcha), de Médicos del Mundo.

Frente a esta realidad, Alicia Palmer, de Médicos del Mundo Madrid, denuncia que existe una imagen dulcificada y trivializada con el fenómeno de la prostitución a ojos de la sociedad. “Ahora mismo en España el tema de la prostitución se ve como un problema de orden público, como ‘qué hacen estas mujeres aquí, que pueden verles los niños’, y no como una vulneración de derechos humanos”. Es más, “es muy fácil disfrazar la prostitución de una acción voluntaria, porque están aleccionadas para decirlo”, dado que viven coaccionadas.

Palmer relata que España es, de hecho, un destino de turismo sexual para el resto de Europa: “Hay puticlubs por todas partes; hasta hay fincas en Castilla-La Mancha donde se celebran cacerías con final feliz, con un prostíbulo dentro de la propia finca”. Según el documental de Mabel Lozano, existen unos 1.900 clubes en todo el estado, con un volumen de negocio de 5 millones de euros al día; arroja además el dato de que España es el tercer país del mundo en hombres que pagan por sexo, tras Tailandia y Puerto Rico.

Uno de los problemas en España es que la trata es sólo delito desde el año 2010, y para que una mujer pueda salir del negro agujero de la prostitución ha de testificar en contra de las mafias que les explotan. Yolanda Rodríguez, de Médicos del Mundo Navarra, aclara que, “de hecho, no existe una ley integral contra la trata, que es algo que vienen reclamando todas las entidades que trabajan contra la trata. Pero sigue recayendo el peso sobre la víctima, que es la que tiene que denunciar. Y en muchas víctimas concurren otras cosas, como que estén en situación irregular y entra en acción la injusta ley de extranjería”.

Como complemento al documental de Mabel Lozano, Rodríguez recomienda el visionado de la charla ‘Ninguna mujer nace para puta’ de Sonia Sánchez, “de una superviviente de la prostitución argentina, que habla de la prostitución como una violación de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres”. Rodríguez considera que “habría que hacer escarnio de los hombres que hacen gala de que consumen prostitución”, porque sigue siendo algo normalizado y sin condena social.

  • Cine

Malala

Como parte de las sesiones formativas para Centros de Enseñanza Media, dermatologist
la segunda jornada de la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona proyectó Él me llamó Malala, cialis documental sobre la joven activista pakistaní que sobrevivió al atentado de los talibanes cuando iba a la escuela.

El proyecto, apoplectic
rodado por el oscarizado Davis Guggenheim, contrapone la actual vida de Malala Yousafzai en Reino Unido con sus vivencias durante el ascenso al poder de los talibanes en su natal Valle de Swat (Pakistán). El nexo de ambas experiencias vitales es el de una joven que, en un país y en otro, no ha dejado de asistir al colegio y ha seguido luchando por el derecho de las mujeres a tener una educación desde su infancia.

Según refleja la Fundación Malala, más de 60 millones de niñas en el mundo son privadas de la oportunidad de ir al colegio, la mitad de ellas ni siquiera pueden contar con la enseñanza más básica de primaria. “La violencia a la que se enfrentan las niñas en 70 países les impide ir al colegio”.

El mensaje de Malala es claro: “La escuela me daba esperanza y construirá mi futuro”; por eso cuando los talibanes empezaron a destruir colegios y finalmente prohibieron a las niñas asistir a los pocos que dejaron en pie, ella lo tuvo claro: “Hay momentos en los que hay que decidir si quedarse callado o mantenerse de pie. Nuestros libros y bolígrafos son las armas más poderosas”.

Su padre, Ziauddin Yousafzai, quien fuera profesor en Pakistán, incide en la idea: “La educación te da el poder para ser independiente”, de ahí que los talibanes ataquen la cultura. Sus imposiciones “no tienen que ver con la fe sino con [el intento de mantener] el poder… Son los enemigos del Islam”, recalca en el documental.

Durante su intervención posterior a la proyección del filme, Luis Arellano, de Nosolofilms, lanzó varias preguntas de compleja respuesta al alumnado de secundaria presente, a fin de hacer reflexionar sobre los roles masculinos y femeninos, así como analizar qué postura adoptar cuando el derecho a la educación es amenazado. Además, debatió sobre la fuerza de las tradiciones frente a los derechos humanos en culturas más allá de Occidente, pero también del laxo cumplimiento de algunos de estos derechos en la propia Europa.
Vergine giurata

En una nueva ocasión, sickness
la Muestra de Cine y Derechos Humanos ayudó a descubrir una realidad de nuestro mundo prácticamente desconocida para el gran público: la figura de las ‘vírgenes juradas’, ampoule
a través del filme Vergine giurata de Laura Bispuri. Se trata de un fenómeno presente en algunas culturas, como en los Balcanes o en zonas del África Subsahariana, pero que resultó totalmente sorprendente para los asistentes a la jornada.

Las vírgenes juradas son mujeres que han renunciado a su sexualidad y a su identidad como mujer para adoptar el rol de hombres, vistiendo como tales y comportándose socialmente como ellos; sin embargo, esto se restringe a las actitudes sociales y de poder, no a un plano afectivo ni sexual.

En la zona de los Balcanes, donde aún existen algunas decenas de ‘vírgenes juradas’, se les llama –en albanés– ‘Burnesha’. En Kenia existe una figura similar dentro de etnias polígamas y se les denomina ‘mujeres marido’.

En estas sociedades fuertemente patriarcales, este fenómeno se produce en situaciones en las que, por ejemplo, no hay hijos varones a los que se pueda transmitir la herencia, y la virgen jurada recibe así el estatus y papel protector que los hombres realizan en un plano social, salvaguardando el honor familiar.

Invitados a Vergine giurata
Paloma Fernández Rasines (UPNA) y Jose María Jaurrieta Zarranz (Amnistía Internacional Navarra).

La antropóloga Paloma Fernández Rasines, del área de Antropología Social y Estudios de Género de la Universidad Pública de Navarra, explicó cómo este sistema de derecho consuetudinario no es algo muy ajeno a nuestras sociedades. “No tenemos que irnos muy lejos. Aquí, hasta hace 40 años, una mujer sola no podía hacer nada: no podía trabajar, no podía tener una cuenta para cobrar, no podía heredar, no podía tener la patria potestad de los hijos si no era de una manera delegada por el marido o el padre… Aquí también podemos hacer ese tipo de traslaciones, aunque no sean tan crudas”.

Contextualizó el fenómeno recurriendo a un terreno aún más próximo: “Algo que es bastante contemporáneo y común en Navarra, dentro de un tipo de familia troncal, es el mantener la casa. Conlleva que normalmente el primogénito varón queda con la herencia; ‘casa y trae la novia a casa’, dejando ésta el lugar de origen… Lo que pasa con el resto de los hijos es diferente: en ocasiones algunas hijas o hijos van como monjas o curas que juran el celibato; algunos se conforman con una dote para que vayan a casar a otra casa o hagan un negocio en la ciudad. Y nuestra sociedad no ha necesitado tener ‘guardianes de las hijas en casa’, pero ha tenido tías solteras que, sin ser hombres, han sido guardianas viviendo en la misma casa”.

Tras este acercamiento a nuestra realidad, Paloma Fernández concluye: “Éste es nuestro sistema, que parece ‘normal’, pero forma parte de un requerimiento de familia troncal y es un tipo de uso que sigue siendo bastante frecuente aquí en determinados lugares.”

En relación al tema sexual de las Burnesha, las personas entrevistadas en Albania por la autora del libro que dio lugar al filme, decían –en palabras de Fernández Rasines– que “los Occidentales tenemos demasiada preocupación con mezclar sexualidad y matrimonio, y también preguntamos demasiadas cosas inapropiadas sobre la sexualidad”. Así, Rasines dice que hay que tener presente que, en efecto, “una cosa es la familia, la reproducción, y otra cosa es la sexualidad”.

Hay que darse cuenta de que el análisis que podamos hacer de estas sociedades y sus usos y costumbres lo hacemos desde el actual enfoque de las libertades individuales, que se desdibujan o no existen en sociedades pre-modernas: “Es muy sutil el enganche de esa libertad individual con el papel dentro del engranaje de la comunidad, que viene muy pautado por la cultura”.

“Como antropóloga, me gusta utilizar esas realidades exóticas para mirarnos en el espejo: no somos muy diferentes… ‘Para raros, nosotros’, como suele decirse. A veces no somos tan distintos en la resolución de cuestiones básicas de organización social”.

  • Cine

Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, orthopedist
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, there
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
German García, segundo por la derecha, productor del filme Techo y comida.

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, Migraine
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, look
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, thumb
tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
German García, segundo por la derecha, productor del filme Techo y comida.

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, health la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, Hemophilia
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
De izda. a dcha. Arturo Cisneros (productor navarro del documental Ya sé dónde está el dinero, mami), Begoña Arrondo (IPES Elkartea), Germán García (productor del filme Techo y comida) y Susana Irisarri (Área de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, UPNA).

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, Syphilis
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, gerontologist
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
De izda. a dcha. Arturo Cisneros (productor navarro del documental Ya sé dónde está el dinero, mami), Begoña Arrondo (IPES Elkartea), Germán García (productor del filme Techo y comida) y Susana Irisarri (Área de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, UPNA).

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Malala

Como parte de las sesiones formativas para Centros de Enseñanza Media, ask la segunda jornada de la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona proyectó Él me llamó Malala, documental sobre la joven activista pakistaní que sobrevivió al atentado de los talibanes cuando iba a la escuela.

El proyecto, rodado por el oscarizado Davis Guggenheim, contrapone la actual vida de Malala Yousafzai en Reino Unido con sus vivencias durante el ascenso al poder de los talibanes en su natal Valle de Swat (Pakistán). El nexo de ambas experiencias vitales es el de una joven que, en un país y en otro, no ha dejado de asistir al colegio y ha seguido luchando por el derecho de las mujeres a tener una educación desde su infancia.

Según refleja la Fundación Malala, más de 60 millones de niñas en el mundo son privadas de la oportunidad de ir al colegio, la mitad de ellas ni siquiera pueden contar con la enseñanza más básica de primaria. “La violencia a la que se enfrentan las niñas en 70 países les impide ir al colegio”.

El mensaje de Malala es claro: “La escuela me daba esperanza y construirá mi futuro”; por eso cuando los talibanes empezaron a destruir colegios y finalmente prohibieron a las niñas asistir a los pocos que dejaron en pie, ella lo tuvo claro: “Hay momentos en los que hay que decidir si quedarse callado o mantenerse de pie. Nuestros libros y bolígrafos son las armas más poderosas”.

Su padre, Ziauddin Yousafzai, quien fuera profesor en Pakistán, incide en la idea: “La educación te da el poder para ser independiente”, de ahí que los talibanes ataquen la cultura. Sus imposiciones “no tienen que ver con la fe sino con [el intento de mantener] el poder… Son los enemigos del Islam”, recalca en el documental.

Durante su intervención posterior a la proyección del filme, Luis Arellano, de Nosolofilms, lanzó varias preguntas de compleja respuesta al alumnado de secundaria presente, a fin de hacer reflexionar sobre los roles masculinos y femeninos, así como analizar qué postura adoptar cuando el derecho a la educación es amenazado. Además, debatió sobre la fuerza de las tradiciones frente a los derechos humanos en culturas más allá de Occidente, pero también del laxo cumplimiento de algunos de estos derechos en la propia Europa.

  • Cine

Cine y DDHH 2015

Un año más, patient la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona no falta a su cita en los cines Golem Baiona, phlebologist permitiendo a la población de Pamplona disfrutar de cine de compromiso social. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, viagra sale Cines Golem, Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional, la Universidad Pública de Navarra y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo y Almaciga y la Subvención de Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona y Fundación Caja Navarra.

En esta 11ª edición, que tendrá lugar en Pamplona entre los días 16 y 20 de Noviembre, se proyectarán películas de ficción y documental que nos mostrarán nuevamente realidades muy diversas de nuestro mundo: la crisis, precariedad y derecho a la vivienda estarán representadas en Techo y comida; el matrimonio o castidad con un enfoque transgénero será analizado con la proyección de Vergine giurata; la trata de personas la veremos a través de Chicas nuevas 24 horas; y finalmente la plataforma Nosolofilms nos traerá breves y potentes cortometrajes por tercer año consecutivo.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, también del 16 al 20 de noviembre en sesión matinal se realizarán encuentros con alumnado de Enseñanza Media con un programa ampliado que también incluirá la proyección de Él me llamó Malala y Camino a la escuela. Estas proyecciones también están abiertas al público general que desee asistir en horario de mañana, con el abono del precio habitual de la entrada.

Toda la información sobre la Muestra 2015 puede encontrarse en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.

Información aparecida en medios:

Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, disinfection
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, more about
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
De izda. a dcha. Arturo Cisneros (productor navarro del documental Ya sé dónde está el dinero, mami), Begoña Arrondo (IPES Elkartea), Germán García (productor del filme Techo y comida) y Susana Irisarri (Área de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, UPNA).

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.

  • Cine

Cine y DDHH 2015

Un año más, cheap la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona no falta a su cita en los cines Golem Baiona, doctor permitiendo a la población de Pamplona disfrutar de cine de compromiso social. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, Cines Golem, Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional, la Universidad Pública de Navarra y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo y Almaciga y la Subvención de Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona y Fundación Caja Navarra.

En esta 11ª edición, que tendrá lugar en Pamplona entre los días 16 y 20 de Noviembre, se proyectarán películas de ficción y documental que nos mostrarán nuevamente realidades muy diversas de nuestro mundo: la crisis, precariedad y derecho a la vivienda estarán representadas en Techo y comida; el matrimonio o castidad con un enfoque transgénero será analizado con la proyección de Vergine giurata; la trata de personas la veremos a través de Chicas nuevas 24 horas; y finalmente la plataforma Nosolofilms nos traerá breves y potentes cortometrajes por tercer año consecutivo.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, también del 16 al 20 de noviembre en sesión matinal se realizarán encuentros con alumnado de Enseñanza Media con un programa ampliado que también incluirá la proyección de Él me llamó Malala y Camino a la escuela. Estas proyecciones también están abiertas al público general que desee asistir en horario de mañana, con el abono del precio habitual de la entrada.

Toda la información sobre la Muestra 2015 puede encontrarse en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.

Información aparecida en medios:

  • Actividades
  • Cine
  • Uncategorized

unnamed

IPES Elkartea te invita el próximo miércoles 20 de mayo, more about
a las 20.00hs en C/ Tejería 28, this
bajo (Pamplona)
a la proyección de cortos sobre MINORÍAS EN ÁFRICA: homosexualidad en Uganda, apoplectic
albinismo en Kenia y Tanzania y conflictos territoriales entre Maasais y Estado Tanzano.

De la mano de Luis Arellano, fotógrafo, profesor y documentalista, proyectaremos siguientes cortos sobre tres realidades diferentes de la actualidad en África:

Memorandum in memoriam” retrata la homofobia en el continente a raíz de la presentación en el Parlamento de Uganda de la Anti Homosexuality Bill.

Joyce” presenta la discriminación ejercida hacia las personas con albinismo en África.

Maasai Culture in Loliondo” sobre conflicto Maasai, de Insightshare, organización social que realiza formación en video participativo.

Nos acompañará Luis Arellano, colaborador habitual en el Area Internacional de IPES Elkartea. Foto?grafo, profesor y documentalista navarro involucrado en proyectos de cooperacio?n al desarrollo y activismo pro derechos humanos. Compagina sus labores docentes en audiovisual y derechos humanos con trabajos audiovisuales de denuncia contra las vulneraciones de derechos fundamentales y la justicia social por todo el mundo. Impulsor de la plataforma www.nosolofilms.org, asociación sin ánimo de lucro que busca promover la educación y el respeto a los Derechos Humanos a través de la difusión gratuita en Internet de documentales de contenido social y humanitario, que denuncian vulneraciones de derechos humanos. Aúna en una web el visionado con el crowdfounding; de hecho, uno de sus objetivos es gestionar las donaciones realizadas por el público para permitir la mejora de las condiciones de vida de los protagonistas de las historias.

Esta actividad está enmarcada en el proyecto “Xª Muestra de cine y Derechos Humanos” financiado por Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional Navarra,

Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra.

sponsor-rinaldiayuntamiento-pamplona

unnamedunnamed2 unnamed1

IPES Elkartea te invita el próximo miércoles 20 de mayo, endocrinologist
a las 20.00hs en C/ Tejería 28, website
bajo (Pamplona)
a la proyección de cortos sobre MINORÍAS EN ÁFRICA: homosexualidad en Uganda, albinismo en Kenia y Tanzania y conflictos territoriales entre Maasais y Estado Tanzano.

De la mano de Luis Arellano, fotógrafo, profesor y documentalista, proyectaremos siguientes cortos sobre tres realidades diferentes de la actualidad en África:

  “Memorandum in memoriam” retrata la homofobia en el continente a raíz de la presentación en el Parlamento de Uganda de la Anti Homosexuality Bill.

 “Joyce” presenta la discriminación ejercida hacia las personas con albinismo en África.

Maasai Culture in Loliondo” sobre conflicto Maasai, de Insightshare, organización social que realiza formación en video participativo.

Nos acompañará Luis Arellano, colaborador habitual en el Area Internacional de IPES Elkartea. Foto?grafo, profesor y documentalista navarro involucrado en proyectos de cooperacio?n al desarrollo y activismo pro derechos humanos. Compagina sus labores docentes en audiovisual y derechos humanos con trabajos audiovisuales de denuncia contra las vulneraciones de derechos fundamentales y la justicia social por todo el mundo. Impulsor de la plataforma www.nosolofilms.org, asociación sin ánimo de lucro que busca promover la educación y el respeto a los Derechos Humanos a través de la difusión gratuita en Internet de documentales de contenido social y humanitario, que denuncian vulneraciones de derechos humanos. Aúna en una web el visionado con el crowdfounding; de hecho, uno de sus objetivos es gestionar las donaciones realizadas por el público para permitir la mejora de las condiciones de vida de los protagonistas de las historias.

Esta actividad está enmarcada en el proyecto “Xª Muestra de cine y Derechos Humanos” financiado por Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional Navarra, Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra.

sponsor-rinaldiayuntamiento-pamplonaLogo GN castellano 1 tintasponsor-amnistia

  • Charla
  • Cine

Carlos Caro, <a href=this web Luis Arellano y A? ngeles Mun?iz Cacho?n” width=”540″ height=”340″ class=”aligncenter size-full wp-image-2541″ />

Por segundo año presentes en la Muestra, y en esta ocasión como organizadores, la plataforma Nosolofilms cerró una semana de cine mostrándonos varios escenarios de África a través de cuatro cortometrajes (‘Baadaye’, ‘Lake Victoria Children’, ‘Un día de Campo’ y ‘Punishment Island’) que buscan en última instancia conseguir financiación para ayudar a sus protagonistas. A ello se sumó el documental ‘Mama Adèle’ producido por la asturiana Fundación El Pájaro Azul. Para comentar todos los cortos se contó con la presencia de las tres personas encargadas de la dirección: Carlos Caro, Luis Arellano y Ángeles Mun?oz Cacho?n.

En su primer vistazo a África, ‘Baadaye’ retoma un tema que ya interesó a Luis Arellano en las propuestas presentadas en la IX Muestra: la discriminación a las personas albinas en África. Si en 2013 la protagonista era Joyce Matthew, una mujer de Kenia, en esta ocasión Nosolofilms viaja a la Isla Ukerewe, donde se da una mayor concentración de personas con albinismo, dado que en su niñez muchas fueron abandonadas en aquel lugar por sus familias.

En los últimos años, las personas albinas han sufrido numerosas matanzas y son objeto de superstición y rechazo. La cosa llega al punto de que nadie compartirá jabón ni tomará una bebida en una taza que previamente haya sido usada por alguien con albinismo. De hecho, la mayoría han de comer aparte. “La creencia general es que no somos personas productivas y vivimos estigmatizadas”, dice uno de los protagonistas.

Protagonistas del documental Baadaye

En esta isla se encuentra una de las sedes de la Tanzania Albinism Society (TAS), donde se trabaja para lograr que estas personas desarrollen proyectos que generen ingresos, dado que por el rechazo no son pocas las trabas que encuentran para desempeñar un trabajo.

Luis Arellano indica que, gracias a la proyección y difusión del documental sobre albinismo del año pasado, “conseguimos 4.000€ y Joyce ya tiene casa, los niños están escolarizados y poquito a poco le hemos resuelto un poco la situación”.

La segunda historia de Nosolofilms nos muestra la actividad de otra organización sin ánimo de lucro: la Lake Victoria Children (LVC) que acoge niños huérfanos cuyos padres han fallecido de sida. LVC treabaja en la integración a través de la convivencia diaria en grupo realizando distintas actividades.

El tercer cortometraje, premio al mejor documental en el último certamen del Notodofilmfest, mezcla de una manera muy inteligente la narración del día a día de la vida de un niño de Madrid con la dura realidad a la que se enfrentan muchos niños y niñas de Uganda trabajando en canteras como la de Kabale.

La última propuesta de Nosolofilms nos acerca a la escalofriante ‘Isla del castigo’ en el Lago Bunyonyi de Uganda. Carlos Caro explica que hasta hace apenas 25 años “estuvo funcionando una forma de castigo a las mujeres adúlteras que se quedaban embarazadas”, consistente en dejarlas abandonadas en una pequeña isla de apenas 30m² hasta que morían de hambre –por no saber nadar para poder escapar– o eran rescatadas por un hombre pobre que no les pagara una dote. Existen aún mujeres vivas que sobrevivieron a este cuento de terror. Esta pieza documental se puede ver en la web de LaCajaTonta.tv.

Punishment Island

Cerrando la X Muestra se presentó el cortometraje ‘Mama Adèle’ en el que se muestra la vida diaria de un grupo de mujeres de Kinsasa, la capital de la República Democrática del Congo. Haciendo frente a la inmensa pobreza que vive la población, una docena de mujeres colabora en proyectos comunes tejiendo o haciendo abalorios con los que poder sacar a sus familias adelante.

La directora, Ángeles Muñoz Cachón, relata que “Kinsasa es una ciudad con cerca de 10 millones de habitantes, pero sin infraestructuras. A mí me impresionaba que mirara para donde mirara, durante kilómetros, todo era miseria y pobreza. En muchos sitios no hay agua potable ni alcantarillado, ni luz eléctrica a ciertas horas”.

En palabras de Carlos Caro, “Congo puede ser el país más rico del mundo: todos llevamos un trozo de Congo en el bolsillo, pues el 80% de las reservas de coltán están en el Congo. Además, “tienen diamantes, tienen oro y ahora –lo peor que les podía pasar– han encontrado petróleo”. Pero esa inmensa riqueza natural no llega a la población: es un país maldito por su riqueza.

  • Charla
  • Cine

Timbuktu

La cuarta jornada de la X Muestra de Cine y DDHH de Pamplona nos trasladó de nuevo a África, visit web esta vez para analizar cómo los fundamentalismos atentan contra los derechos, this con la película ‘Timbuktu’. El antropólogo Alberto Lo?pez Bargados se ocupó en esta ocasión de aportar el contexto necesario para comprender mejor el filme.

En medio de una enorme inestabilidad fruto de la rebelión tuareg de 2012 en el noroeste de Malí (en una gran región llamada Azawad), un conglomerado de grupos diversos (MNLA, Ansar Dine, Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental) ocupan el área de la mítica ciudad de Tombuctú. El establecimiento de la sharia o ley islámica en la región empieza a imponer férreas normas de conducta a sus habitantes.

A la prohibición de la música, jugar al fútbol, fumar o que las mujeres tengan las manos visibles, se suman sentencias de detención, azotes y hasta lapidaciones, que poco a poco van minando la moral de residentes de la ciudad. Con unas imágenes de gran belleza y una música fascinante, el contraste entre la aparente apacible vida previa y las imposiciones de los recién llegados es intenso.

Las personas de Tombuctú, hastiadas por la situación, acaban revelándose con pequeños actos de desobediencia individuales, siendo conscientes de lo qué se juegan por ello.

Alberto López Bargados en la X Muestra

Sin embargo, Alberto López Bargados matiza que esto es una “visión maniquea” del escenario, ya que se transmite que “ese yihadismo, ese Islam fanatizado, viene del exterior, no está allí”. Sin embargo, el antropólogo defiende que esto “no es cierto: Tombuctú ha sido prácticamente desde el siglo XIII un centro de producción de discurso islámico que ha irradiado para todo el África Occidental y la UMA. Esta ideología yihadista o salafista, que es verdad que está financiada por Qatar y Arabia Saudí, está presente en ese territorio desde los años 40 –y con seguridad los años 50– del siglo XX. Para un número muy importante de personas que viven en la región de Tombuctú, la imposición de la sharia en su vida cotidiana no constituyó una novedad especialmente importante con respecto a los mecanismos con los que regulaban las relaciones interpersonales con anterioridad a la llegada del yihadismo. En materia civil la sharia estaba plenamente operativa cotidianamente en esas zonas.”

El antropólogo de la Universidad de Barcelona busca con su explicación dejar claro que “este esquema cómodo de separar un Islam bueno de un Islam malo es el que ha justificado la intervención militar francesa sobre este territorio” en el cual el país galo tiene grandes “intereses geoestratégicos: las minas de Uranio de Niger, muy cerca de la frontera de Malí y que abastecen en un 80% a las centrales nucleares que tiene Francia”. Y recuerda que estas simplificaciones ya se han hecho en otras intervenciones como Irak o Afganistán.

La realidad siempre es mucho más compleja: “El Islam no es únicamente una práctica religiosa sino que también es una opción política que se tiene que declinar en términos geoestratégicos. La escena geoestratégica global del Islam” la controlan tres o cuatro “superpotencias islámicas: Qatar, Arabia Saudí, Irán y –y añadiría Turquía– compiten por imponer su propio criterio doctrinal, que es una forma de imponer sus propios intereses políticos y geoestratégicos. Toda la UMA asiste a una especie de guerra fría donde los verdaderos contendientes no entran físicamente en conflicto, pero lo que hacen es financiar –como hizo EEUU y la URSS durante la Guerra Fría– milicias terceras para que luchen en defensa de sus intereses. Todo eso ahí está presente.”

Aunque el escenario es mucho más diverso y complicado de la visión aparentemente simplista que transmite el filme, lo cierto es que –de cualquier manera– (sea por causas religiosas, políticas o simples tradiciones), una vez más asistimos a la realidad de la violación de derechos de las personas que viven en aquellas regiones en las que se juegan todo tipo de intereses variados.

  • Charla
  • Cine

Ave María Aburto en la X Muestra

En el Ecuador de la X Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona se proyectó ‘Tigers’, mind un filme del director bosnio Danid Tanovic, viagra 40mg que repite en estas jornadas después de La mujer del chatarrero, una de las propuestas del año pasado. En esta ocasión, la farmacéutica Ave María Aburto, de Médicos del Mundo, dio las claves del contexto del filme para su mejor comprensión.

Tanovic nos traslada a la Pakistán de 1989 para narrar la historia real de Ayan, un joven comercial de Netslé (en la película ‘encubierta’ bajo el falso nombre de ‘Lasta’). Ayan tendrá a su alcance todos los recursos de la gran multinacional de la alimentación para aumentar las ventas de uno de los productos estrella: las leches infantiles. Siendo animado por la marca a hacer uso de sobornos, como obsequios y favores personales, Ayan logra que todos los médicos de su región acaben prescribiendo a las madres el uso de las leches de sustitución.

Sin embargo, cuando todo parece perfecto, uno de los médicos advierte a Ayan de que los productos que vende resultan mortales si no se cumplen a rajatabla los consejos que la marca da sobre los mismos, y que muchas madres no están en disposición de seguir, bien por analfabetismo que les impide leerlas, bien por no contar con los medios económicos en aquél país para usar agua potable en la preparación de las leches. Al descubrir los sucesos y ver a niños muriendo, Ayan se enfrenta a sus jefes de Nestlé abandonando el trabajo y escribiendo a la Organización Mundial de la Salud para alertar de los hechos. Los responsables de la empresa, que demuestran conocer los riesgos, emprenden una persecución contra Ayan para evitar que la noticia salga a la luz manchando el nombre de Nestlé con un escándalo.

Detrás de esta historia de valentía de un simple trabajador que se enfrenta a los abusos de una multinacional, descubrimos una vez más cómo las grandes empresas se imponen a personas y gobiernos, y cualquiera que ose interponerse o cuestionarles puede ser objetivo de sus iras. Como le dicen a Ayan durante el filme, “puedes luchar contra ellos, pero no vencerlos”. Así mismo lo resume Ave María Aburto: “Lo que abunda es el dinero, el poder y la influencia: es evidente que sólo se piensa en intereses comerciales y no en el punto de vista ético”.

Fotograma de Tigers

El caso que ocupa la película es significativo porque, a diferencia de otros bienes comerciales o medicamentos, la venta de leches de sustitución está regulado desde el año 1981 por un código de comercialización de Sucedáneos de la leche elaborado por la OMS y Unicef. Aunque el documento es de casi una década antes de los hechos sucedidos en Pakistán, este código no es vinculante, y varios países han ido firmándolo o adaptándolo a su legislación (en muchos casos, sólo parcialmente) muchos años después. Por ejemplo, EEUU lo adopta en 1994, pero España no lo hizo hasta 2008 (Real Decreto 867/2008).

Uno de los aspectos centrales del código es que no se puede realizar publicidad de los sucedáneos de leche materna y ha de advertirse de que hasta los 6 meses de edad del bebé la OMS recomienda la lactancia materna y no sustitutivos de la misma. Tampoco se pueden proporcionar muestras o realizar promociones especiales. Estos productos están obligados a indicar la composición y normas de utilización, pero Aburto recuerda: “No estamos hablando de productos al uso, lo que pasa es que este tipo de productos y medicamentos necesitan una educación sanitaria y recomendaciones” de los profesionales que los venden o prescriben. Y en casos como los del filme, “hablamos también de personas analfabetas y personas con pocos recursos, por lo que hay que preocuparse de dar las instrucciones y explicar cómo se utilizan: uno no puede vender algo relacionado con la salud y que cada cual se apañe como pueda”.

En la actualidad, el código de Nestlé, que también puede consultarse online, realiza una comparativa a doble columna entre lo que indica la OMS y lo que Nestlé aplica.

Si bien, los abusos comerciales y de las multinacionales siguen hoy muy presentes. Una de las mayores preocupaciones y gran motivo de movilización en Internet actualmente es el TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership / Tratado Transatlántico para el Comercio y la Inversión) entre Estados Unidos y Europa, que modificará las regulaciones relativas a medio ambiente, derechos de los consumidores y trabajadores. Durante la charla posterior al filme se denunció cómo el TTIP va a alargar la vida de las patentes, de manera que el acceso a medicamentos genéricos se retrase, con su consiguiente perjuicio para la población.

Como vemos, a pesar de que hoy en día existe mucho mayor acceso a la información, la lucha de los consumidores por que los fines comerciales no pisoteen sus derechos –en especial el Derecho a la Salud– sigue hoy muy presente y es un campo de lucha constante que no puede ser olvidado y en el que todos podemos dar la batalla.

  • Charla
  • Cine

Hirut

El segundo día de la X Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona nos transportó a África de la mano de ‘Difret’ (del director etíope Zeresnay Berhane), sildenafil con el análisis de la escritora y activista africana Remei Sipi (presidenta de la asociación de Mujeres Guineanas E’Waiso Ipola).

El filme retrata la historia de Hirut, una joven de 14 años que a la salida de la escuela es raptada por un grupo de hombres para ser violada y luego obligada a contraer matrimonio con uno de ellos. En medio del horror, Hirut mata en defensa propia al que iba a ser su marido. Cuando es abocada por ello a la pena de muerte, la abogada Meaza Ashenafi y la asociación Andinet se hacen con de su defensa legal, no sólo para intentar salvarla a ella, sino para acabar con una práctica salvaje aún muy presente en la Etiopía rural.

A través de esta historia basada en hechos ocurridos hace apenas una década, descubrimos la dura realidad del matrimonio por rapto, una abominable práctica aún tristemente extendida por muchos países del mundo. Remei Sipi deja claro que detrás de estos actos “no está la religión, es la tradición”; y añade que “cuando la tradición atropella los Derechos Humanos, se ha de ir contra la tradición”. Esta máxima es la que debió llevar a Meaza Ashenafi a emprender una cruzada para defender los derechos de las mujeres etíopes y conseguir que de una vez se hiciera justicia, aplicando leyes que hasta entonces eran papel mojado.

La película nos muestra el contraste entre la África rural y la urbana, dos escenarios cercanos físicamente pero que mantienen una gran distancia en la aplicación de los derechos. En el mundo rural, aún hoy en día, la justicia la aplican unos ‘consejos de ancianos’ en los que, lejos de la imagen idílica que se tiene de ellos, sólo vemos hombres guiados por la tradición aplicando sentencias desgarradoras como las del filme: condenan a Hirut a pagar económicamente la muerte de su violador y, además, verse desterrada; y si osara regresar con su familia, sería asesinada. La propia película nos da la clave: el Ministerio de Justicia no se entromete allá donde la ley la marca la tradición.

Remei Sipi en la Muestra

Remei Sipi apunta otro hecho a tener en cuenta de la historia que aborda el largometraje: vemos que “la abogada, dentro de las dificultades, al menos podía ejercer de abogada. Hay zonas de África en las que esto es imposible y hay atropellos –tanto de hombres como mujeres– que quedan en el anonimato. Hoy sigue habiendo casos de desaparecidos que no salen en los periódicos”, y es que estos sólo destacan aspectos económicos de “países emergentes”, que en realidad son “zonas urbanas y los cuatro que viven de ellas”. Sipi señala que “la zona rural africana sigue estando en la misma situación que hace 15 ó 20 años, que nadie nos engañe”. Denuncia, por ello, que de África sólo interesa el petróleo y los recursos de algunos de sus países, y ninguna nación occidental se preocupa de las violaciones de derechos.

La ensayista profundizó en la crítica a la escasa o nula difusión que dan los medios a lo que ocurre en África: “Una escritora de Zimbabue dijo ‘¿cuándo hablarán de las mujeres africanas si no ganamos el premio Nobel?’” Y acaba su denuncia indicando que “la mujer africana va trabajando poco a poco, pero como todo lo que concierne al continente africano, es invisible, no se sabe”.

  • Charla
  • Cine

Pérez Eransus en la X Muestra

La primera jornada de la X Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona contó con un lleno casi total en Golem Baiona para la proyección de ‘En tierra extraña’ de Icíar Bollaín. El documental de la directora madrileña nos traslada a Edimburgo, pilule donde –según estimaciones– residen 20.000 personas españolas que han tenido que emigrar para poder encontrar un trabajo con el que seguir adelante.

La colonia española en la ciudad escocesa es sólo una pequeña muestra de los millares de personas que se han visto obligadas a salir de su país tras la llegada de la crisis. Aunque las cifras oficiales hablan de 225.000, un estudio del CSIC cifraba ya en 2013 en 700.000 los españoles y españolas que se habrían marchado. Para hacernos una idea del impacto, sólo en el Reino Unido, España ha pasado en 3 años de ser el 14º país emisor de emigrantes laborales a sólo el 2º.

La mayoría de quienes se marchan a tierra extraña no logran un trabajo ‘de lo suyo’, sino que han de conformarse con labores no cualificadas sirviendo en restaurantes de comida rápida, cuidando niños, fregando platos o limpiando hoteles. A pesar de ello, tal y como nos muestra el documental de Bollaín, la mayoría lo ve como un paso intermedio mientras aprenden o perfeccionan el idioma para en algún momento lograr un puesto mejor. La esperanza se mantiene, porque al menos allá también surgen nuevas ofertas laborales de manera constante, cosa que en España es inimaginable. Y, lo más importante, los sueldos allá son mayores: sin tener que destinar tanto porcentaje de sus ingresos al alquiler, y cobrando más que por sus trabajos técnicos en España, muchos simplemente no se plantean volver.

La cultura de acogida de los escoceses les impacta a todos al principio, y les hace plantearse cómo se ha comportado la sociedad española cuando recibía a gentes de otros países cuando económicamente las cosas iban bien en Europa. La mayoría ve un fuerte contraste y encuentran mucho más respeto en el trato del que creen que se da en España a los extranjeros.

Fotograma de En tierra extraña

Sin embargo, la desafección hacia lo que ocurre en su país de origen se mantiene, y les revuelve por dentro… El sueño que se habían planteado en España está roto y las frases de indignación y rabia se repiten: “Nos han robado la oportunidad de poder volver”; “Me han sacado a patadas”; “Soy luchadora y responsable, no me merecía esto”… Añoran a sus familias y amigos, a quienes se han visto obligados a abandonar por trabajar de algo que no es para lo que se formaron. La mayoría se siente como un guante perdido al que le falta su pareja. Pero rechazan firmemente ser “una generación perdida”. Contra ese pesimismo, proclaman que no están “ni perdidos/as ni callados/as”.

Durante la charla posterior al filme, la doctora en Sociología por la UPNA Begoña Pérez Eransus completó el análisis de las causas que han llevado a esta situación: “Aunque la crisis está teniendo impacto en toda Europa, el modelo español hizo una apuesta por un tejido productivo poco cualificado: por el turismo, por la construcción, la industria agroalimentaria, la automoción… Como apuesta de modelo duradero ha sido nefasta y ha llevado a la destrucción masiva de puestos de trabajo que eran poco competitivos o fáciles de deslocalizar”. Eransus destaca cómo en otros países sí se fue reorientado el modelo conforme la sociedad contaba con mayor formación cualificada.

El caso español cuenta con el agravante del “aumento desorbitado del precio de la vivienda, que hace que los jóvenes se vean abocados a seguir viviendo con sus padres o a emigrar: “La autonomía de los jóvenes en España se ve truncada” por una situación que no es común a otros países europeos donde los salarios son más elevados y el precio de la vivienda en compra o alquiler es más moderado.

Público del lunes en la Muestra

En España, además, “no tenemos políticas de gasto social para gente joven, ni en vivienda social ni en becas ni ayudas familiares”, y no se ha abierto un debate sobre cómo reorientar el gasto. Eransus indica que en otros modelos europeos se apuesta por una economía de servicios que crean empleo a la vez que una red de protección social, o se apoya mucho más a las pymes que a las grandes empresas: “Ese emprendimiento colectivo público o de nuevos sectores está aquí totalmente apartado y habría que retomarlo. Podemos racionalizar el gasto público, que es algo que está lejos de la idea de recorte y austeridad: es repensar lo público y ver dónde se necesita más”.

Y aunque el documental de Icíar Bollaín se centra en la gente joven, Eransus ve claro que la salida está en una alianza de generaciones: “Los jóvenes no son un colectivo compacto” porque los hay de muchas clases sociales, por lo que “hace falta una alianza de fuerzas de grandes grupos” e intergeneracional que reaccione y se movilice para cambiar las cosas.

  • Cine

Cine y DDHH 2014

Este año 2014 se cumple el décimo aniversario de la celebración de la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, what is ed
Cines Golem, order Fundación Felipe Rinaldi, erectile
Amnistía Internacional y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo, UPNA y Almaciga y con la Subvención del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona.

En esta ocasión realizamos una propuesta que acerca a Pamplona entre los días 10 y 14 de Noviembre, diferentes películas de ficción y documental que trataran de acercarnos a realidades diversas y de plena actualidad. La precariedad laboral y la emigración; la lucha contra la violencia de género; el Derecho a la salud; los Fundamentalismos contra los Derechos y diferentes experiencias y situaciones en el continente africano conforman el programa.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, durante los días 11, 12 y 13 en sesión matinal tendremos encuentros con alumnado de Enseñanza Media en un programa de cine documental que tratará temas como la Mutilzación genital femenina en Africa, la discriminación de personas con albinismo en Tanzania, la discriminación de personas LGBTI en África y la Memoria histórica en España.

Toda la información sobre la Muestra 2014 está en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.
Cine y DDHH 2014

Este año 2014 se cumple el décimo aniversario de la celebración de la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, pilule
Cines Golem, Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo, UPNA y Almaciga y con la Subvención del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona.

En esta ocasión realizamos una propuesta que acerca a Pamplona entre los días 10 y 14 de Noviembre, diferentes películas de ficción y documental que trataran de acercarnos a realidades diversas y de plena actualidad. La precariedad laboral y la emigración; la lucha contra la violencia de género; el Derecho a la salud; los Fundamentalismos contra los Derechos y diferentes experiencias y situaciones en el continente africano conforman el programa.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, durante los días 11, 12 y 13 en sesión matinal tendremos encuentros con alumnado de Enseñanza Media en un programa de cine documental que tratará temas como la Mutilzación genital femenina en Africa, la discriminación de personas con albinismo en Tanzania, la discriminación de personas LGBTI en África y la Memoria histórica en España.

Toda la información sobre la Muestra 2014 está en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.

IPES Elkartea te invita el próximo miércoles 10 de junio, capsule
a las 20.00hs en C/ Tejería 28, diet
bajo (Pamplona)
a la charla sobre DERECHOS HUMANOS y EMPRESAS.

Empresas y derechos humanos se han convertido en un tema que los distintos Estados y empresas de todo el mundo no pueden ignorar por más tiempo. Por una parte, ambulance
las empresas contribuyen de diversas maneras  al respeto de los derechos humanos, como, por ejemplo, facilitando el acceso a un empleo digno y condiciones de vida adecuadas. Por otra, las actividades empresariales también pueden provocar resultados adversos para los derechos humanos como los impactos medioambientales que afectan a los derechos de las personas, y otros muchos casos que no suelen atraer la atención de la comunidad internacional. Además, somos testigos de un creciente reconocimiento internacional del papel de los derechos humanos en el desarrollo sostenible, así como de la contribución que las empresas pueden y deberían llevar a cabo en relación a ciertos problemas globales como el cambio climático, la pobreza o la desigualdad.

Desde el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas se adoptó unánimemente los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos. Un número creciente de Estados y empresas está tomando medidas reales para poner en práctica los tres pilares de estos Principios Rectores: el deber del Estado de proteger los derechos humanos, la responsabilidad de las empresas de respetarlos y el derecho de las víctimas a acceder a remedios  eficaces. Sin embargo, los mayores desafíos se centran aún en la implementación.

Para profundizar en estas cuesiones nos acompañará Mikel Berraondo, experto internacional en Derechos Humanos y miembro del Area Internacional de IPES Elkartea, recientemente elegido por la UE y la AECID como uno de los rostros de la cooperación española en el año europeo del desarrollo, 2015.

Esta actividad está enmarcada en el proyecto “Xª Muestra de cine y Derechos Humanos” financiado por Fundación Felipe Rinaldi, Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra.

ayuntamiento-pamplonaLogo GN castellano 1 tintasponsor-rinaldisponsor-amnistia
Mirarte

Este fin de semana, illness
Diario de Noticias de Navarra publicaba en su sección “Mirarte” una doble página sobre la X Muestra de Cine y Derechos Humanos que da hoy comienzo en Golem Baiona a las 20h.

Bajo el título Cine que agita conciencias, more about
el diario recoge la preocupación de Mikel Berraondo, responsable del Aula de Derechos Humanos de IPES ante el “gran retroceso en el respeto a los derechos humanos” en España y en el mundo. Berraondo indica que debido a los casos de homofobia, violencia o apoyo a la pena de muerte entre jóvenes, “hemos visto necesario trabajar con los institutos, ya que en los últimos años hemos percibido actitudes que no veíamos desde hace tiempo”. Por ello, además de las sesiones vespertinas, en esta edición se realizarán también tres sesiones educativas matinales con institutos de enseñanza media.

  • Cine

mugarik

Cortos sobre resistencia a la globalización.

El grupo de soberanía alimentaria de Mugarik Gabe Nafarroa e IPES Elkartea, treat
presentan el trabajo de Victor Burgos, Documentalista uruguayo que viene de un encuentro Internacional realizado en Italia para unir los esfuerzos de productoras/es, consumidoras/es, cocineras/os, etc de cara a garantizar la soberanía alimentaria de los pueblos. Seguir leyendo

  • Acción
  • Cine
  • Noticia
  • Publicaciones
  • Uncategorized

 


Korubo
Paradojas entre las personas y la naturaleza, purchase el pasado y el presente, physiotherapist son las cuestiones que trata el video en su mirada al pueblo Korubo. Un pueblo indígena que se dividió en pequeños grupos en la zona fronteriza entre Brasil, Perú y Colombia. La mayoría vive en el Valle de Javarí, en aislamiento voluntario o contacto esporádico con la sociedad nacional. Algunos de ellos iniciaron un contacto más permanente con la sociedad envolvente hace tan solo una década atrás.

La película relata la historia de separación del grupo de contacto reciente con sus parientes que han optado por mantenerse aislados. Trata del contacto con la Fundación Nacional del Indio, Funai, y su política de protección a los indígenas en situación de aislamiento o recién contactados. Trata también sobre el dilema en mantener la cultura de cuando vivían en aislamiento y la exigencia de adaptarse para ser soberanos en el nuevo mundo con el que ahora están en contacto.

Entre sus costumbres básicas, como la caza y la fabricación de utensilios, los Korubos se enfrentan a las contradicciones creadas en el contacto. La escasez de circulación de mujeres y los deseos de acceder a las nuevas tecnologías son desafíos que deben enfrentar para la supervivencia del grupo.

En la película, los Korubos hacen un viaje de regreso al territorio de sus parientes que permanecen en aislamiento, que en el periodo de crecientes se trasladan al interior de la selva, abandonando los campamentos temporarios a las márgenes del río. En este viaje los Korubos repasan sus recuerdos, conflictos y deseos para el futuro de su etnia.

Se trata de un documental en marcado en el Proyecto “Visibilizando lo invisible. Promocionando acciones de protección y sensibilización para garantizar la supervivencia de los pueblos en aislamiento” realizado desde IPES Elkartea  e IWGIA, con la financiación de AECID

Dirección: Ernesto Solis, Mariana Fagundes y Luís Abramo.

Brasil. Enero 2013.

Duración: aprox. 30 min.

Una coproducción de IPES Elkartea, IWGIA, FUNAI y Ore-media.

VER DOCUMENTAL

Más información:

http://www.ipesderechoshumanos.org/accion/proteccion-sensibilizacion-supervivencia-pueblos-en-aislamiento/

www.pueblosindigenasenaislamiento.org

‘Pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial’. 2012.

http://pueblosindigenasenaislamiento.org/publicacion.php?id_publicacion=12

  • Actividades
  • Cine
  • Noticia

CEDAW
Informe CEDAW

 

 

La Presentación del Informe Sombra de las mujeres indigenas de colombia pretende  mostrar en este informe una realidad que habla de las múltiples discriminaciones y de la interseccionalidad1 de las mismas; discriminaciones que vivimos por razones de sexo y etnia a las que le sumamos la situación de empobrecimiento e indiscriminada violencia a la que se nos somete, Myocarditis
además de las acciones y omisiones que por parte del Estado de Colombia, acentúan aún más la problemática que enfrentamos.

Documento de recomendaciones, realizado por mujeres indígenas de Colombia a Expertas del Comité de la CEDAW en Sesión 56 del Comité de La CEDAW
Informe CEDAW

 

 

La Presentación del Informe Sombra de las mujeres indigenas de colombia pretende  mostrar en este informe una realidad que habla de las múltiples discriminaciones y de la interseccionalidad1 de las mismas; discriminaciones que vivimos por razones de sexo y etnia a las que le sumamos la situación de empobrecimiento e indiscriminada violencia a la que se nos somete, information pills
además de las acciones y omisiones que por parte del Estado de Colombia, acentúan aún más la problemática que enfrentamos.

Recomendaciones por mujeres indigenas a la CEDAW, realizado por mujeres indígenas de Colombia a Expertas del Comité de la CEDAW en Sesión 56 del Comité de La CEDAW
Informe CEDAW

 

 

La Presentación del Informe Sombra de las mujeres indigenas de colombia pretende  mostrar en este informe una realidad que habla de las múltiples discriminaciones y de la interseccionalidad1 de las mismas; discriminaciones que vivimos por razones de sexo y etnia a las que le sumamos la situación de empobrecimiento e indiscriminada violencia a la que se nos somete, urologist
además de las acciones y omisiones que por parte del Estado de Colombia, visit
acentúan aún más la problemática que enfrentamos.

Accedea quí a las Recomendaciones. Realizadas por mujeres indígenas de Colombia a Expertas del Comité de la CEDAW en Sesión 56 del Comité de La CEDAW
Informe CEDAW

 

 

La Presentación del Informe Sombra de las mujeres indigenas de colombia pretende  mostrar en este informe una realidad que habla de las múltiples discriminaciones y de la interseccionalidad1 de las mismas; discriminaciones que vivimos por razones de sexo y etnia a las que le sumamos la situación de empobrecimiento e indiscriminada violencia a la que se nos somete, discount
además de las acciones y omisiones que por parte del Estado de Colombia, salve
acentúan aún más la problemática que enfrentamos.

Accede aquí a las Recomendaciones. Realizadas por mujeres indígenas de Colombia a Expertas del Comité de la CEDAW en Sesión 56 del Comité de La CEDAW
Informe CEDAW

Cada cuatro años se reúne en Suiza el Comité de la CEDAW, information pills
en donde las naciones señaladas como las principales violadoras de los derechos humanos de las mujeres, pasan al banquillo gracias a informes que presentan las organizaciones de mujeres. Ahora y a sabiendas de que en octubre de 2013 se debía presentar un informe sobre los avances respecto a la situación de discriminación de la mujer (al 56º periodo, en la sesión del 2 de Octubre de 2013 ante el Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer – Naciones Unidas CEDAW) y a sabiendas de que el tema indígena sería apenas mencionado, decidieron asumir en primera persona su informe. Pensado, compilado y estructurado con manos y cabeza de mujeres indígenas.

Previo a llevarlo a Suiza a principios de Octubre, el informe se rotó a nivel nacional, para que las mujeres lo leyeran y opinaran. Una vez finalizado todo este proceso, se presentó al Comité CEDAW, que lo evaluó e hizo las siguiente recomendaciones al estado Colombiano.

La Presentación del Informe Sombra de las mujeres indigenas de colombia pretende  mostrar una realidad que habla de las múltiples discriminaciones y de la interseccionalidad1 de las mismas; discriminaciones que vivimos por razones de sexo y etnia a las que le sumamos la situación de empobrecimiento e indiscriminada violencia a la que se nos somete, además de las acciones y omisiones que por parte del Estado de Colombia, acentúan aún más la problemática que enfrentamos.

Accede aquí a las Recomendaciones. Realizadas por mujeres indígenas de Colombia a Expertas del Comité de la CEDAW en Sesión 56 del Comité de La CEDAW
destacado620-cineddhh-2013

La pasada semana se celebró en Pamplona la IX Muestra de cine “El mundo y los Derechos Humanos” organizada, symptoms
como en años anteriores, check por IPES Elkartea en colaboración con Fundación Felipe Rinaldi, nurse
Amnistía Internacional y Cines Golem, con la financiación de Ayuntamiento Pamplona.

La Muestra ha contado con una muy buena acogida del público, un total de 663 personas que han visionado cinco estrenos centrados en diferentes temáticas, todas ellas relacionadas con los Derechos Humanos:

Toda la información detallada sobre esta IX Muestra de cine y las anteriores se encuentra recogida en la web de la Muestra.

Seguir leyendo

¡Únete a IPES Elkartea! - Súmate, forma parte, colabora en el proyecto. ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Con la financiación de

  • Gobierno de Navarra
  • Ayuntamiento de Pamplona