Techo y comida, una visión de la desigualdad y exclusión social en España

17 nov

Cine y DDHH 2015

Un año más, patient la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona no falta a su cita en los cines Golem Baiona, phlebologist permitiendo a la población de Pamplona disfrutar de cine de compromiso social. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, viagra sale Cines Golem, Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional, la Universidad Pública de Navarra y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo y Almaciga y la Subvención de Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona y Fundación Caja Navarra.

En esta 11ª edición, que tendrá lugar en Pamplona entre los días 16 y 20 de Noviembre, se proyectarán películas de ficción y documental que nos mostrarán nuevamente realidades muy diversas de nuestro mundo: la crisis, precariedad y derecho a la vivienda estarán representadas en Techo y comida; el matrimonio o castidad con un enfoque transgénero será analizado con la proyección de Vergine giurata; la trata de personas la veremos a través de Chicas nuevas 24 horas; y finalmente la plataforma Nosolofilms nos traerá breves y potentes cortometrajes por tercer año consecutivo.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, también del 16 al 20 de noviembre en sesión matinal se realizarán encuentros con alumnado de Enseñanza Media con un programa ampliado que también incluirá la proyección de Él me llamó Malala y Camino a la escuela. Estas proyecciones también están abiertas al público general que desee asistir en horario de mañana, con el abono del precio habitual de la entrada.

Toda la información sobre la Muestra 2015 puede encontrarse en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.

Información aparecida en medios:

Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, disinfection
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, more about
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
De izda. a dcha. Arturo Cisneros (productor navarro del documental Ya sé dónde está el dinero, mami), Begoña Arrondo (IPES Elkartea), Germán García (productor del filme Techo y comida) y Susana Irisarri (Área de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, UPNA).

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.

Deja un comentario

Comentario

No se compartirá
Opcional
¡Únete a IPES Elkartea! - Súmate, forma parte, colabora en el proyecto. ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Con la financiación de

  • Gobierno de Navarra
  • Ayuntamiento de Pamplona