La lucha del pueblo mapuche: nos visita Verónica Huilipan

8 mar

¿Hacia una participación de Nigeria?: Courrier International

Boko Haram (neologismo hausa, viagra order lengua hablada en el norte de Nigeria) significa “Occidente es impuro” o también “la educación occidental es un pecado”. Queda así claro el sectarismo de esta organización terrorista y su agresividad extrema desde hace tres años.
El movimiento se creó en 2002 en Maiduguri, capital del estado norteño de Borno. El predicador radical Mohamed Yusuf impulsó en la práctica esta versión fanática, opresiva y belicosa del islam más conservador. Los guías (imames) de las cofradías islámicas de corte tradicional, que dominan las regiones de Nigeria fronterizas con el Sahel, acusaron siempre a Yusuf de ser un impostor, ignorante del Corán y oportunista.

Boko Haram forma parte de la corriente yihadista, que eleva el uso de las armas a una obligación imprescindible para todos los musulmanes

Con el telón de fondo del enfrentamiento histórico entre el norte musulmán y el sur cristiano y animista, Boko Haram hereda el dogmatismo y el puritanismo intolerante en las costumbres y en la vida cotidiana instalados allí por el colectivo Maitatsuni, que llegó a rechazar la vacunación y los espectáculos musicales. Más tarde, Yusuf logró sumar a jóvenes sin esperanza de trabajo procedentes de las bolsas de miseria del norte y a creyentes obsesionados con la expansión del islam mediante la purificación por la violencia. En definitiva, Boko Haram forma parte de la corriente yihadista, que eleva el uso de las armas a una obligación imprescindible para todos los musulmanes.

Las fuerzas de seguridad mataron a Yusuf en 2009. Desde entonces, el activismo ultraortodoxo en esas regiones africanas permitió que este grupo de implantación local estableciera relaciones con colectivos radicales en el Sahel, Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), y se sumara al yihadismo global, del que ha obtenido armamento, capacidad estratégica y una organización fragmentada en pequeñas células más operativas y difíciles de controlar.

Consideran que el cristianismo es resultado de la colonización occidental. Es un argumento falso e instrumental

Las exigencias de este grupo iluminado se concreta en la expulsión de los cristianos, al menos del norte de Nigeria, y la implantación de las normas más duras de la ley islámica. Boko Haram considera que el cristianismo es resultado de la colonización occidental. Es un argumento falso e instrumental. Más bien, basan su encono en subrayar que el islam es la única religión verdadera, que excluye forzosamente a las demás.
Los estados del norte impusieron la char’ia para los asuntos civiles con el propósito de contener a los radicales, aunque esta decisión es contraria a la libertad religiosa establecida en la Constitución nigeriana. Ahora reclaman su extensión a las cuestiones penales.

Los atentados se producen en lugares diversificados, contra objetivos de todo tipo y con un gran número de víctimas: cerca de 1.000 personas. Sus blancos son de todo tipo: imames moderados; cristianos y sus iglesias; cuarteles de policía para aprovisionarse de armas; políticos; líderes comunitarios; instituciones estatales y hasta la sede de la ONU en Abuja para llamar la atención internacional.
La administración del presidente Goodluck Jonhatan necesita derrotar a los extremistas para no poner en peligro su intento de estabilizar política y económicamente uno de los países más importantes de África. Es el más poblado del continente (160 millones de personas); el primer productor de petróleo (tercero del mundo) y un gran mercado emergente para las inversiones. No obstante, en torno a la mitad de la población vive en condiciones precarias y las protestas se intensifican por el incremento de los precios de la cesta de la compra y de la gasolina.

Jonhatan logró ganar las elecciones a la jefatura del Estado federal con el 57 % de los votos. Naciones Unidas ha considerado que los comicios fueron válidos y sin fraudes. El nuevo presidente quiere consolidar una administración que consiga un equilibrio entre el federalismo y la unidad nacional, no pocas veces cuestionada. La Constitución señala que deben estar representados en el Gobierno los 36 Estados que configuran Nigeria.
Sin embargo, la ruptura entre el norte y el sur es uno de los principales problemas principales del país. La Carta Magna establece el principio de “indigeneidad”: la entrega de un certificado a favor de las poblaciones que se instalaron primero en un territorio dado.

La administración del presidente Goodluck Jonhatan necesita derrotar a los extremistas para no poner en peligro su intento de estabilizar política y económicamente uno de los países más importantes de África

Los conflictos de base religiosa y étnica son habituales. Las disputas se suceden en las calles con gran violencia. En Plateau – zona central de transición entre las dos confesiones religiosas – ha habido decenas de muertos, porque en una tierra muy fértil la minoría musulmana no dispone de trabajos tan fácilmente como los cristianos, ya que estos poseen ese documento de residencia.

Ni la población ni el gobierno federal están preparados para esta oleada de violencia. Las fuerzas de seguridad deben preocuparse también de contener el movimiento secesionista del delta del Níger y de enfrentarse a la delincuencia organizada. La presidencia de la república intentó negociar con los terroristas. Solo consiguió más ataques con bombas. La actuación de estos grupos yihadistas se intensifica en el Sahel y el conflicto afecta a todos los países vecinos. Francia y Estados Unidos ya han instalado allí fuerzas especiales. Pero es mejor una alianza regional que evite intervenciones externas en África, nunca bien vistas por los regímenes de la región, que temen la influencia interesada de antiguos o nuevos colonizadores.
Marcha mapuche en defensa de sus derechos

El 15 y 16 de marzo, more about
la dirigente indígena mapuche Verónica Huilipan mantendrá en Pamplona-Iruñea visitas oficiales, obesity
reuniones de trabajo y una charla-debate que tendrá lugar el viernes 16 de marzo en el auditorio de Civican a las 20:00 horas.

En esta conferencia nos informará de la situación actual de los pueblos originarios de Argentina y en particular del pueblo mapuche de la provincia de Neuquén. Dará a conocer los tres problemas principales a los que se enfrentan los pueblos indígenas: la amenaza de las industrias extractivas, healing en particular las petroleras; la especulación de los negocios turísticos que pone en peligro su hábitat y el racismo que sufren por su condición de indígenas. Además, explicará el proceso de criminalización en el que dirigentes y comunidades mapuches están inmersos a consecuencia del ejercicio de sus derechos como pueblo originario.

Verónica HuilipánVerónica ha sido werken mapuche, es decir, portavoz o mensajera del pensamiento mapuche. Su carisma y dedicación con su pueblo han permitido afianzar los tres pilares básicos del pueblo mapuche: la identidad, el territorio y la autonomía.

IPES Elkartea colabora con Verónica Huilipan y la Confederación Indígena Neuquina desde 2005 en procesos para fortalecer el ejercicio de los derechos humanos indígenas por parte de las comunidades de la Confederación Mapuche de Neuquén. Junto al apoyo y acompañamiento jurídico, hemos colaborado en la puesta en marcha y desarrollo del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de Neuquén, en el que Verónica desempeña actualmente su principal actividad.

Deja un comentario

Comentario

No se compartirá
Opcional
¡Únete a IPES Elkartea! - Súmate, forma parte, colabora en el proyecto. ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Con la financiación de

  • Gobierno de Navarra
  • Ayuntamiento de Pamplona