“No se puede construir una nueva América Latina sin contar con sus pueblos”

14 abr

El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, recipe
miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de uno de los momentos de la Audiencia ante la Comisión

Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del CIPIACI (Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay) junto a Teresa Nomine dirigente del pueblo ayoreo Leonardo Tamburini director de CEJIS y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la naciona, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

Enlaces:

Reflejo de la noticia:

http://servindi.org/actualidad/42033

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-03-24&idn=41504

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

http://www.cidh.oas.org/Default.htm

Caso Bolivia

http://servindi.org/actualidad/41854

Pueblos en aislamiento voluntario. Página del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

http://www.wrm.org.uy/pueblos/aislamiento_voluntario.html

El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, cystitis
miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, dysentery
acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del http://www.oas.org/OASPage/videosasf/2011/03/CIDH_032511_RubenDario_SitPueblosenAislamientoVoluntario.wmv

http://servindi.org/actualidad/42033

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-03-24&idn=41504

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

http://www.cidh.oas.org/Default.htm

Caso Bolivia

http://servindi.org/actualidad/41854

Pueblos en aislamiento voluntario. Página del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

http://www.wrm.org.uy/pueblos/aislamiento_voluntario.html

El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, unhealthy miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, pills
acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

Enlaces:

Reflejo de la noticia:

http://servindi.org/actualidad/42033

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-03-24&idn=41504

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

http://www.cidh.oas.org/Default.htm

Caso Bolivia

http://servindi.org/actualidad/41854

Pueblos en aislamiento voluntario. Página del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

http://www.wrm.org.uy/pueblos/aislamiento_voluntario.html

El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, store
miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, treat acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, order
previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

Enlaces:

Reflejo de la noticia:

http://servindi.org/actualidad/42033

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-03-24&idn=41504

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

http://www.cidh.oas.org/Default.htm

Caso Bolivia

http://servindi.org/actualidad/41854

Pueblos en aislamiento voluntario. Página del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

http://www.wrm.org.uy/pueblos/aislamiento_voluntario.html

El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, health system
miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, cheap
acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, treatment
previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

Enlaces:

Reflejo de la noticia:

http://servindi.org/actualidad/42033

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-03-24&idn=41504

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

http://www.cidh.oas.org/Default.htm

Caso Bolivia

http://servindi.org/actualidad/41854

Pueblos en aislamiento voluntario. Página del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

http://www.wrm.org.uy/pueblos/aislamiento_voluntario.html

El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, view
miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, prescription acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

Enlaces:

Reflejo de la noticia:

http://servindi.org/actualidad/42033

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-03-24&idn=41504

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

http://www.cidh.oas.org/Default.htm

Caso Bolivia

http://servindi.org/actualidad/41854

Pueblos en aislamiento voluntario. Página del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

http://www.wrm.org.uy/pueblos/aislamiento_voluntario.html

El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, weight loss
miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, caries
acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

Para saber más

  • El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, pilule
    miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, nurse acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, orthopedist
    previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

    Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

    Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

    Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

    Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

    La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

    Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

    Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

    Para saber más

  • El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, sildenafil
    miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, angina
    acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, pharm
    previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

    Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

    Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

    Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

    Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

    La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

    Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

    Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

    Para saber más

    El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, approved
    miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, ailment
    acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

    Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

    Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

    Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

    Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

    La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

    Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

    Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

    Para saber más

    El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, psychotherapist
    miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, buy acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

    Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

    Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

    Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

    Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

    La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

    Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

    Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

    Para saber más

    El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, ailment
    miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, more about
    acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

    Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

    Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

    Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

    Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

    La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

    Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

    Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

    Para saber más

    Fernando Armendáriz impartiendo el taller sobre sostenibilidad en Civican

    Este viernes impartimos en Civican un taller formativo sobre Sostenibilidad ambiental y relaciones humanas, view
    dirigido a integrantes de asociaciones de ocio y tiempo libre de la comarca de Pamplona. La actividad se realizó a lo largo de cuatro horas. Para abordar el tema utilizamos la Unidad Didáctica de la película Wall·E de Pixar, treat que editamos recientemente. Se analizó cómo trabajar con este filme y los valores que transmite para un público adolescente.

    La Unidad Didáctica de Wall·E – disponible en castellano y euskera – puede descargarse gratuitamente en PDF desde la web de Cine y Derechos Humanos (previo registro como usuario/a) o puede solicitarse en la Biblioteca de nuestra sede en la calle Tejería 28, bajo (Pamplona).
    El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, check
    miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, site acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

    Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

    Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

    Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

    Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

    La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

    Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

    Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

    Para saber más

    El pasado 25 de marzo Mikel Berraondo, viagra here
    miembro de IPES Elkartea y del grupo de trabajo intercultural Almaciga, artificial
    acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington citado a una comparecencia, unhealthy
    previamente solicitada, de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina.Imagen de la audiencia ante la CIDH

    Berraondo y Jaime Corisepa, Coordinador General del Comité Indígena Internacional para la Protección de los Pueblos en Aislamiento y Contacto Inicial de la Amazonía, el Gran Chaco y la Región Oriental de Paraguay (CIPIACI) junto a Teresa Nomine, el dirigente del pueblo ayoreo, Leonardo Tamburini director de CEJIS, y Beatriz Huertas asesora de CIPIACI, expusieron las graves amenazas a las que se ven expuestas estas comunidades.

    Mikel Berraondo acudió a la acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington para participar en una audiencia de gran importancia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento de América Latina

    Ya sea en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Bolivia o Paraguay, la invasión de sus tierras por madereras, explotaciones agrícolas y empresas extractivas provoca la deforestación de sus territorios ancestrales, el expolio de sus recursos naturales y en los contactos forzados contagian enfermedades que están llevando a la desaparición física de muchas personas de esas comunidades.

    Así ocurrió recientemente en Venezuela con la última epidemia de gripe entre las comunidades Yanomamis, aisladas y en contacto reciente. La población de las comunidades que la sufrieron fue diezmada. Igualmente ha sucedido en Brasil, uno de los santuarios que quedan para pueblos en aislamiento, la Reserva del Yavari. Allí habitan más de 10 grupos pertenecientes a diferentes pueblos en aislamiento. Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones.

    La pérdida de sus territorios, la salud y su cultura se unen a la indefensión jurídica, en lo que se calificó ante la Comisión como un genocidio moderno. Se les hostiga y persigue para que abandonen sus territorios, con la indiferencia y complicidad de los Estados donde se sitúan sus territorios. Los Estados anteponen intereses económicos a la protección de estos pueblos, aun cuando la legislación internacional y la nacional, en el caso de Bolivia y Ecuador, protege sus derechos.

    Las epidemias de hepatitis B, C y D han causado estragos entre estas poblaciones

    Con el propósito de frenar la sistemática violación de los Derechos Humanos de estas poblaciones, amenazadas de extinción, se expuso a la CIDH la urgencia de actuar a nivel regional para obligar a los países a determinar programas y planes de protección coordinados entre unos y otros. De esta manera, se ha reclamado una implicación eficaz de los mecanismos regionales de protección de los pueblos en aislamiento. Es la única posibilidad para tratar de garantizar la supervivencia de estos pueblos.

    Para saber más

    Entrevista a Mónica Chuji

    Mónica Chuji Gualinga es una lideresa indígena kichwa de la comunidad de Sarayacu de Sucumbíos en la Amazonía Ecuatoriana. También, decease comunicadora social con amplia formación en Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos. Participó en el primer gobierno de Rafael Correa como ministra de Comunicación durante seis meses y en la Asamblea Constituyente de la nueva Carta Magna de Ecuador durante casi diez. Después manifestó públicamente su alejamiento del gobierno de Correa y ha retomado sus actividades como militante de la Federación de Organizaciones Kichwas de Sucumbíos y de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE). Actualmente dirige la Fundación Tukuishimi (Todas las Voces) con la que IPES Elkartea ha colaborado en años pasados.

    ¿Cuáles son tus compromisos actuales?

    Tras mi etapa en el gobierno y en la Asamblea Constituyente, website
    me dediqué a difundir de una manera crítica la nueva Constitución. Se trataba de explicar cuáles eran los retrocesos y avances y cuéles los retos que tenía el movimiento indígena en este nuevo Estado plurinacional. Más específicamente con los pueblos indígenas, illness la cuestión es ver cómo recogía la nueva Constitución la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y cómo implementar ambas, con la vista puesta también en todo Ecuador.

    La lideresa Mónica Chuji durante la entrevista

    ¿Y tú trabajo como activista social en las comunidades?

    También me he dedicado, y en eso estoy ahora, a la capacitación en la formación de líderes y lideresas, sobre todo en la Amazonía y en la costa. Volví donde siempre estuve, en la creencia de que lo poco que aprendes hay que compartirlo para multiplicarlo. Necesitamos preparar una nueva generación de líderes, mujeres y hombres en equidad de condiciones.

    ¿Cómo ves el Ecuador que gobierna Rafael Correa?

    Los movimientos sociales, y entre ellos el movimiento indígena, tienen una larga trayectoria y un papel determinante. Hasta hoy se han mantenido vigentes con propuestas de cambio estructural no de discursos. Eso ha sido decisivo para que se hayan tenido que marchar gobiernos que han repetido uno tras otros errores que han provocado la sublevación de los sectores sociales. En el caso del gobierno de Correa las expectativas que nos hicieron participar con el se han visto frustradas y es por ello que abandonamos este gobierno para mantener la coherencia de nuestros compromisos iniciales.

    ¿Cómo se articula un cambio de esos gobiernos?

    En un momento de crisis económica y política surge un movimiento encabezado por el actual presidente Rafael Correa, que aglutina todas estas propuestas: ecologistas, de las mujeres, estudiantes, afroecuatorianos, el rechazo al neoliberalismo, la construcción de un estado plurinacional y rompiendo un discurso tradicional.

    Correa, un académico sin trayectoria política, se enfrenta al hombre más rico de Ecuador, Noboa, y se gana el apoyo del movimiento popular. Pero la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador) nunca firmó pacto alguno con su grupo político, Alianza País. Su compromiso era apoyar las reformas progresistas impulsadas por los sectores sociales, pero se opondría cuando esta política cambiase. Esa ha sido la coherencia que ha mantenido el movimiento indígena.

    leyes como la de minería o la biodiversidad no contemplan el mandato constitucional de la consulta previa

    ¿En qué momento se produce el distanciamiento con el gobierno?

    En la Asamblea Constituyente que debe elaborar la nueva Constitución se empiezan a visibilizar las diferencias con el movimiento indígena. Salieron adelante propuestas que recogían los derechos colectivos, el Sumak Kawsay (régimen del buen vivir) y el respeto a los derechos de la naturaleza. Esto se debió a la insistencia y presión del movimiento indígena. El gobierno tuvo que asumirlo incluso distanciándose de estas posturas.

    A partir de la Constituyente se profundiza ese distanciamiento. Lo mismo pasa con otros movimientos sociales. Por ejemplo, en términos legales al elaborar leyes como la de minería o la biodiversidad, que no contemplan el mandato constitucional de la consulta previa. Un ejemplo, en la práctica: se han abierto las fronteras a las empresas extractivas como nadie se atrevió ha hacerlo.

    Se rompe el diálogo y se responde con una represión muy fuerte a las protestas que provocan las decisiones del gobierno. Todo esto junto a una campaña mediática de desprestigio de los movimientos que se oponen a esas medidas.

    Necesitamos preparar una nueva generación de líderes, mujeres y hombres en equidad de condiciones

    ¿Cómo se interpreta esta situación en el contexto de un grupo de países con gobiernos progresistas, entre los que se incluye a Correa?

    Nosotros consideramos positivo todo cuanto se hace por recuperar la soberanía regional respecto a Europa, EE.UU. y otros mercados. Pero cuando hablamos de integración de los países planteamos también una integración de los pueblos. Y ese elemento no está contemplado en las políticas de los países con gobiernos de izquierdas o progresistas. Por un lado, se ha asumido el discurso pero sin el protagonismo de los autores de la propuesta.

    Por otra parte, cuando hay una reivindicación de respeto a la tierra, contra la explotación de sus recursos sin más consideraciones, la respuesta de estos gobiernos es similar a otros de distinto signo. El discurso de Correa es igual al de Alan García o Álvaro Uribe: “no vamos a permitir que un grupo de indígenas obstruyan el desarrollo de todo el país”

    ¿Se entiende esta situación en Europa?

    Fernando Armendáriz entrevista a Mónica ChujiLa percepción que se tiene en Europa de estos gobiernos del cambio nos pone a los sectores organizados en una gran desventaja. No tenemos ni poder, ni los medios, ni manejamos la diplomacia para destacar nuestras diferencias, ni nuestras propuestas.

    Estos gobiernos llegaron donde están a partir de la lucha de los movimientos sociales, con sus luchas y alternativas. Pero ahora ese sector popular es el gran perdedor. Lo que ha ido adquiriendo fuerza ha sido un discurso que ha perdido su base. Esto es muy peligroso por la fragilidad en la que se pueden encontrar estos gobiernos al perder el respaldo de su ciudadanía.

    No podríamos hablar del movimiento indígena sin hablar de la participación y la presencia de las mujeres

    Y ¿cuál es el papel de las mujeres en estos movimientos y en concreto en el movimiento indígena?

    No podríamos hablar del movimiento indígena sin hablar de la participación y la presencia de las mujeres. Una de las primeras mujeres que impulsó la lucha indígena fue Dolores Cacuango, en el siglo pasado. A partir de ahí, las mujeres siempre han estado caminando a la par con los hombres. Pero esa lucha paralela no es un reflejo de lo que ocurre en las organizaciones. La discriminación es algo cotidiano en el seno del movimiento indígena. La poca participación y la violencia de género son latentes en las comunidades.
    Nuestra lucha es en dos espacios. Una dentro de nuestras organizaciones, para pedir más espacio y reconocimiento. Otra es en la reivindicación ante el Estado. Resulta duro enfrentarse con los propios compañeros de lucha, pero poco a poco vamos ganando de manera paulatina ese reconocimiento, cuando se admite que la situación de las mujeres no es un problema privado sino colectivo, que debe resolverse para fortalecernos como movimiento.

    Deja un comentario

    Comentario

    No se compartirá
    Opcional

    un comentario

    1. gucci sale apple mackintosh os or perhaps android mobile phone
      Asos Dress http://www.asosdresses.net

    ¡Únete a IPES Elkartea! - Súmate, forma parte, colabora en el proyecto. ¡Suscríbete a nuestro boletín!

    Con la financiación de

    • Gobierno de Navarra
    • Ayuntamiento de Pamplona