Últimas noticias

  • Concurso Cortometrajes

CARTEL4

Estimadas amigas y amigos:

Tenemos el placer de informaros del Fallo del Jurado de la I Edición del Concurso de Cortometrajes organizado por Fundación IPES, una competición abierta a directoras y directores de Navarra así como a personas residentes en Navarra, que persigue premiar y promocionar cortometrajes que traten sobre la Violencia contra las Mujeres y/o los Derechos Humanos.

Este concurso se desarrolla en el marco del proyecto de Educación para el Desarrollo (a partir de ahora EpD) titulado “La violencia contra las Mujeres desde un Enfoque de Derechos Humanos a través del Cine” de Fundación IPES. Entendemos la EpD, como un proceso de educación transformadora para: la toma de conciencia de las desigualdades glocales existentes en el reparto de la riqueza y del poder; la comprensión de las causas y consecuencias que esto genera y la promoción de actitudes igualitarias, solidarias y de compromiso social con un mundo más justo. Dicho proyecto, lo llevamos a cabo dentro de la Red de Escuelas Solidarias en la que participamos 11 ONGDs y 45 centros educativos de Navarra (infantil, primaria y secundaria) que, junto a la Coordinadora de ONGDs de Navarra y el Departamento de Educación, trabajamos en una línea estratégica común en materia de EpD. Gobierno de Navarra y Fundación Felipe Rinaldi apoyan económicamente este proyecto.

El fallo del Jurado ha premiado en las siguientes categorías los cortos de:

1. Premio cortometraje en alumnado de Navarra: “Valentina y Valentin” del Grupo de Autogestión de Anfas Tudela

2. Premio cortometraje profesorado de Navarra: “Ser o no ser”del profesorado de la Fundación Ilundain-Haritz Berri

3. Premio cortometraje de entidades sociales: “#Hartas de” Mujeres del Programa de Empoderamiento y activación para el empleo de COCEMFE Navarra (Federación de asociaciones de personas con discapacidad física y/u orgánica)

4. Premio cortometraje creadoras y creadores de Navarra: “016″ de Javier García

Menciones especiales:

1. Mención honorífica: “Nidos desnudos” de Juan Luis Napal Villanueva y Virginia Senosiain Sánchez

2. Mención honorífica: “Última llamada” de Jesus Carabias

3. Mención honorífica: “Frío: Somos Inuit? de Rubén Pombo

Como ya os informamos en su momento, deciros que los cortometrajes seleccionados se proyectarán el Jueves 15 de Noviembre, en la sesión de las 17.30 h de la XIV Muestra de Cine, El Mundo y los Derechos Humanos, del 12 al 16 de Noviembre (2018), en los Cines Golem Baiona.

¡¡¡Enhorabuena a los cortos ganadores y a las menciones honoríficas!!! ¡¡Y gracias a todas aquellas personas que habéis participado, esperamos poder contar con vuestros trabajos en la próxima edición!!!

¡¡Nos vemos en la XIV Muestra de Cine, el Mundo y los Derechos Humanos, en la sesión del Jueves 15 de Noviembre, a las 17.30 h, para ver vuestros trabajos y compartirlos con el público!!

  • Concurso Cortometrajes

CARTEL4

Estimadas amigas y amigos,

Tenemos el placer de informaros de la I Edición del Concurso de Cortometrajes organizado por Fundación IPES, una competición abierta a directoras y directores de Navarra así como a personas residentes en Navarra, que persigue premiar y promocionar cortometrajes que traten sobre la Violencia contra las Mujeres y/o los Derechos Humanos.

Este concurso se desarrolla en el marco del proyecto de Educación para el Desarrollo (a partir de ahora EpD) titulado “La violencia contra las Mujeres desde un Enfoque de Derechos Humanos a través del Cine” de Fundación IPES. Entendemos la EpD, como un proceso de educación transformadora para: la toma de conciencia de las desigualdades glocales existentes en el reparto de la riqueza y del poder; la comprensión de las causas y consecuencias que esto genera y la promoción de actitudes igualitarias, solidarias y de compromiso social con un mundo más justo. Dicho proyecto, lo llevamos a cabo dentro de la Red de Escuelas Solidarias en la que participamos 11 ONGDs y 45 centros educativos de Navarra (infantil, primaria y secundaria) que, junto a la Coordinadora de ONGDs de Navarra y el Departamento de Educación, trabajamos en una línea estratégica común en materia de EpD. Gobierno de Navarra y Fundación Felipe Rinaldi apoyan económicamente este proyecto.

Para poder participar en el I Concurso de Cortometrajes Fundación IPES, tienes que dar los siguiente pasos:

1._ Leer las bases.

BASES I CONCURSO CORTOMETRAJES FUNDACIÓN IPES

2._Rellenar el formulario de inscripción y enviar a la siguiente dirección: luis.arellano.epd@ipesnavarra.org

ANEXO I. FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

3._Hoja de ruta: instrucciones de cómo acceder a la plataforma para colgar vuestro cortometraje.

 HOJA DE RUTA: INSTRUCCIONES PLATAFORMA

Y por último, deciros que los cortometrajes seleccionados se proyectarán en una de las sesiones de la XIV Muestra de Cine, El Mundo y los Derechos Humanos, del 12 al 16 de Noviembre (2018), en los Cines Golem Baiona.

¡¡¡Animaos a presentar vuestros trabajos y nos vemos en la pantalla grande en noviembre!!!

 

  • Charla
  • Cine

condestable

Charla

 MARTES 15 DE MAYO

“Protegiendo los DDHH en el siglo XXI. Viejos y nuevos mecanismos internacionales”

Analizaremos cómo se aplican los mecanismos internacionales de protección de derechos humanos en los tiempos actuales, con un enfoque de género. 

Mecanismos clásicos de protección de DDHH y nuevos mecanismos que han ido surgiendo al amparo de las agencias y los organismos económicos.

Con la participación de Mikel Berraondo

Proyecciones de cortos y debate

 MIÉRCOLES 16 DE MAYO

Violencia contra las mujeres

Cortos campaña: “Encuentra el amor verdadero” dirigidos y producidos por la Asociación de Mujeres Cineastas y Medios Audiovisuales (CIMA)

Corto campaña: “Ez da Ez / No es No” del Ayuntamiento de Amorebieta

Con la participación de Rut Iturbide

JUEVES 17 DE MAYO

Personas que se mueven” Cortos de Médicos del Mundo

Son las personas que migran, las que buscan refugio y las personas que se mueven por la construcción de un mundo más justo, donde las fronteras no sean fosas comunes amparadas por la impunidad. “Personas que se mueven” es una campaña de sensibilización, educación e incidencia política de Médicos del Mundo

Con la participación de Leticia Moreno de Médicos del Mundo Navarra

 

Organiza: Fundación IPES, Fund.Felipe Rinaldi, Mugarik Gabe Nafarroa,

No Solo Films, Upna. Colaboran: Médicos del Mundo y Amnistía Internacional Navarra

Subvencionan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona

(Proyecto “XIII Muestra de Cine, el Mundo y los Derechos Humanos)

  • Cine

 

myddhh-cartel_CASA JUVENTUD_PRIMAVERA_2018

 

Os presentamos las sesiones de

Cine y Derechos Humanos para jóvenes

que vamos a realizar en

Casa de la Juventud.

(abierto a todos los públicos)

Días 8, 9 y 10 de mayo a las 18.30 h

Proyecciones de cortos y debate con personas expertas en las temáticas propuestas:

Violencia contra las mujeres, con Rut Iturbide

Personas que se mueven, con Médicos del Mundo

Ngor (Islam, Islamofobia), con Luis Arellano

Para más información sobre las sesiones, podéis acceder aquí: Sesiones Cine y DDHH para jóvenes

  • Charla

cartel-bueno

El jueves 26 de abril a las 18:00  horas en el Centro de Documentación-Biblioteca de Mujeres de IPES tendremos con nosotras a Sandra Lorea  activista y defensora de los derechos de las mujeres en Chiapas (México). Nos va a presentar una sugerente conferencia relativa a las experiencias de liderazgo ejercidas por mujeres centroamericanas y además, lo conectará con unas formas de comunicación cada vez más necesarias en nuestra sociedad: La Comunicación No Violenta (CNV). La presencia de esta invitada se realiza en el marco de su visita a Navarra como coordinadora del Hogar Comunitario Yach il Antzatic de la mano de Ekologistak Martxan Nafarroa

¡¡¡Os esperamos!!!

  • Jornadas

Os presentarmos las Jornadas de ¡Alerta Defensoras! 

“..Porque defender a quién defiende es una cuestión de justicia social y responsabilidad colectiva..” 

Organizadas por Mugarik Gabe Nafarroa, en las que colaboramos OSCI e IPES.

Apuntaros estas fechas: 12 de Abril en IPES, 19 de Abrl en Gaztetxe Maravillas y 26 de Abril en Zabaldi.

¡¡¡ Os esperamos!

defensoras1

defensoras3

defesoras2

  • Unidad didáctica

chica-telefono

Joven mirando el móvil

En este mes de diciembre, presentamos en la Fundación IPES una nueva Unidad Didáctica titulada “La violencia invisible. Violencia de género en adolescentes y jóvenes” como material de apoyo en el trabajo de educadores y educadoras en materia de Género y Derechos Humanos, tanto en relación a la educación formal, como a la no formal.

La nueva unidad didáctica, elaboradas por Amaia Barandica y Rut Iturbide trabajadoras de la Fundación IPES y expertas en género, abordan desde un punto de vista propositivo el tratamiento de la violencia de género en la población más joven. En este caso, los materiales didácticos ayudan a la sensibilización y reflexión, así como a comprender el complejo fenómeno de la violencia contra las mujeres, y específicamente, aquellas características propias de la violencia de género en la juventud.

Como en ocasiones previas, estas nuevas guías se presentan en formato PDF y pueden tanto visualizarse como descargarse previo registro gratuito en la web del proyecto: www.cineddhh.org. Dicha página cuenta ya con 22 guías didácticas (en formato web y descargables en PDF) y unidades didácticas (en PDF) que permiten abordar un trabajo educativo desde la perspectiva de género y los Derechos Humanos, para su utilización en el ámbito formal y no formal. Además del material didáctico para profesionales de la educación se ofrecen contenidos conceptuales específicos, así como actividades concretas para desarrollar en el aula con diversas herramientas adaptadas (cortos, letras de canciones, cuestionarios sobre el amor romántico, etc.), y otros materiales complementarios.

Esta actuación está enmarcada en el proyecto subvencionado por la Fundación Caja Navarra titulado “¿Cómo trabajar la violencia contra las mujeres, la utopía romántica y la transexualidad a través de Unidades Didácticas especializadas?” y que forma parte del proyecto de la Red de Escuelas Solidarias sobre Educación para el Desarrollo (EPD) de Gobierno de Navarra “La violencia contra las mujeres desde un Enfoque de Derechos Humanos a través del Cine”.

Esperamos que os resulte de interés, en especial, a aquellas personas del ámbito profesional o voluntariado y vinculadas a centros de educación secundaria, organizaciones sociales juveniles, de tiempo libre, organizaciones de mujeres, entidades defensoras de los Derechos Humanos y de participación ciudadana.

Para cualquier consulta o aportación les agradecemos se comuniquen por correo a través de fundacion@fundacionipes.org

Para consultar la Unidad didáctica podéis clikar aquí: Unidad Didáctica Violencia de género jóvenes IPES

¡¡¡Qué la disfrutéis!!!

  • Cine

MYDDHH-cartelWeb

Un año más os convocamos a esta cita en Noviembre, la XIII edición de la Muestra de cine, el Mundo y los derechos humanos de Pamplona. Del 13 al 17 de Noviembre, en Cines Golem Baiona, a las 20.00 h.

Como en años anteriores la Muestra se organiza conjuntamente entre la Fundación IPES, Cines GOLEM, Fundación Felipe Rinaldi, la Upna, la plataforma No Solo Films, Mugarik Gabe Nafarroa y Amnistía Internacional. Un trabajo en conjunto desde hace 13 años, además del apoyo del Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra a través de subvenciones de sensibilización, que da sostenibilidad a este proyecto.

La Muestra de Cine, el Mundo y los Derechos Humanos, tiene un eje fundamental que es, sensibilizar, formar y educar a través de un cine que haga reflexionar, que despierte y transforme conciencias, denuncie injusticias y refleje la diversidad social y cultural,  en la búsqueda de una humanidad sostenible, bajo una cultura de paz y la resolución no violenta de los conflictos y el pensamiento crítico.

Todas las organizaciones que hacemos parte de la muestra seguimos considerando la utilidad y necesidad de reflexionar sobre los derechos humanos en una sociedad por lo general dormida e indiferente ante lo que pasa a nuestro alrededor, refugiada en el pensamiento de que nuestra pequeña burbuja resistirá. Desgraciadamente la situación de los derechos humanos en el mundo sigue siendo muy preocupante y por eso nuestra muestra sigue teniendo plena vigencia. A los dramas más cercanos de las personas refugiados, la inmigración o la violencia de género debemos sumar entre otros muchos la persecución y asesinato de personas defensoras de derechos humanos en otros países, la trata de mujeres, niñas y niños, los conflictos armados silenciosos, la persecución religiosa, o el racismo. El  mapa mundial de violaciones de derechos humanos no deja de ser dantesco frente a la indiferencia mayoritaria de las sociedades y las instituciones de los Países.

Esperamos veros en el cine. ¡No podéis faltar a esta cita anual!

Aquí podéis acceder al Programa completo de la XIII Muestra de Cine y Derechos Humanos , también podéis acceder a la información desde nuestra web, a través del siguiente enlace http://www.cineddhh.org/muestra-de-cine/muestra-2017/

  • Cine
  • Curso

difret-promo-540x303

TALLER DE CINE DOCUMENTAL SOBRE DERECHOS HUMANOS

Inscripción: hasta el 2 de mayo 2017

Profesores:

Plazas: 20

Lugar: Aula 203 del Edificio Aulario, 2ª planta. Campus Arrosadia, s/n. Pamplona.

Horario: 18.30h  a 20.30h

Organiza: Área de Cooperación al Desarrollo de la Universidad Pública de Navarra

Colabora: Muestra de Cine y Derechos Humanos

Programa contenidos en el aula (20 horas)

Ejemplos específicos de películas documentales o con elementos documentales. 

Proyecto 

Inscripción y admisión 

Enviar un correo electrónico a cooperacion.desarrollo@unavarra.es con los datos personales, currículum vítae y una carta explicando por qué se desea realizar el curso.

Plazo: hasta el 2 de mayo 2017.

Se notificará individualmente a cada solicitante tras la valoración del Curriculum Vitae y de la carta de motivación.

 

  • Cine

poster-banda-680-300-juvcond

Tras doce años de andadura,  desde el consorcio organizador de la Muestra de Cine y DDHH nos hemos propuesto exportar la XII Muestra de Cine, El Mundo y los Derechos Humanos, que tuvo lugar en Noviembre de 2016, a la Casa de la Juventud y al Palacio del Condestable, en los meses de Abril y Mayo.

Mostrando parte de las películas de la Muestra, con el objetivo de generar sensibilización y debate sobre cuestiones que afectan a la vida de muchos seres humanos en el resto del mundo, en materia de DDHH.

Quizá no tuvisteis la oportunidad de acudir a la Muestra, ahora tenéis una nueva oportunidad, para disfrutar de estas sesiones gratuitas y compartir reflexiones sobre temáticas de DDHH de las películas.

Por ello, os ofrecemos las proyecciones y debate con la presencia de personas expertas en las diferentes temáticas que presentamos.

¡¡ Os esperamos !!  

Póster XII Muestra Cine y DDHH en Casa de la Juventud

Póster XII Muestra Cine y DDHH en Civivox Condestable

Hamabi urteko ibilera eta gero, Zinemaldia eta Giza Eskubideetako partzuergo antolatzailetik, 2016ko azaroan ospatutako XII. Zinemaldia, Mundua eta Giza Eskubideak esportatu nahi izan dugu, Gaztediaren etxean eta Kondestablearen Jauregian, apirileko eta maiatzeko hilabetetan.

Zinemaldiko hainbat filma jarriko dira. Honen helburua, Giza Eskubideen arira munduko gizakia askoren bizitzan eragina duten hainbat kontu edo arazoen inguruan sensibilizatzea eta eztabaida sortzea izango da.

Agian ez zenuten Zinemaldira joateko aukerarik izan, orain aukera berria duzue emanaldiaz disfrutatzeko. Saioak dohainik dira eta bertan, Giza Eskubideekin lotutako gaien inguruan hausnarketak partekatzeko aukera izango duzue.

Horrela, emanaldiak eta debateak eskaintzen dizkizuegu, filmetan aurkezten ditugun gaia desberdinen inguruan pertsona adituez lagunduta.

Zuen zain egonen gara!

  • Entrevista

angelica-ortiz

Os presentamos el video que se grabó en  IPES de la entrevista que Luis Arellano le realizó a Angélica Ortiz Clan Ipuana de la organización FUERZA DE MUJERES WAYUU / SUTSUIN JIYEYU WAYUU, ampoule en su visita a Pamplona en noviembre de 2016.

Esta mujer Coordinadora de la Escuela de Mujeres indígenas y otras formas de sabiduría, info presentó el proyecto que han realizando en la organización Fuerza de Mujeres Wayuu – Sutsuin Jiyeyu Wayuu junto con la colaboración de IPES Elkartea y la subvención tanto del área de Cooperación al desarrollo del Ayuntamiento de Pamplona como de la Fundación Caja Navarra.

La organización Fuerza de Mujeres Wayuu se organizó para la defensa de su territorio y también del agua llevando a cabo en 2007 la Caravana for women hito iniciático en la lucha que todavía hoy continúan. Destacar dentro de la misma, el proceso de empoderamiento de las mujeres wayuus a través por un lado, de la formación en Derechos humanos, Soberanía alimentaria, Derechos de tierra y agua, y también sobre el Conflicto y la forma y consecuencias de la firma de los Acuerdos de paz en Colombia y,  por otro, de la participación socio-política derivada de dicha formación.

Os dejamos el video para que podáis disfrutarlo:

¡¡¡Esperamos que os guste!!!

  • Actividades
  • Cine
  • Publicaciones

uds-did-sheroes-perdimos-bg

Desde El Aula de Derechos Humanos de IPES Elkartea presentamos dos nuevas Unidades Didácticas de ‘El Cine, order El Mundo y los Derechos Humanos’, urticaria material de apoyo en el trabajo de educadores y educadoras en materia de Derechos Humanos.

Las nuevas unidades, elaboradas por Luis Arellano de www.nosololfilms.org, abordan dos nuevas realidades a través de cortometrajes proyectados durante la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos: ‘Perdimos y seguimos perdiendo’ de Josep Lluís Penadès y ‘Sheroes’ de Carlos Caro. En este caso, los materiales didácticos ayudan a comprender la lucha por los derechos de las mujeres de la India y los pueblos indígenas de América.

Como en ocasiones previas, estas nuevas guías se presentan en formato PDF y pueden tanto visualizarse como descargarse previo registro gratuito en la web del proyecto: www.cineddhh.org. Dicha página cuenta ya con 19 guías didácticas (en formato web y descargables en PDF) y unidades didácticas (en PDF) que permiten abordar un trabajo educativo sobre los Derechos Humanos desde el cine, para su utilización en el ámbito formal como no formal. Además del material didáctico para educadores y educadores se ofrecen actividades concretas sobre las temáticas tratadas en la proyección, así como el acceso directo al visionado de los documentales.

Esta actuación está enmarcada en el proyecto “XI Muestra El Cine, El Mundo y Los Derechos Humanos” impulsado por IPES Elkartea en agrupación con Fundación Felipe Rinaldi y Grupo Intercultural Almáciga, y con la colaboración de la Universidad Pública de NavarraAmnistía Internacional Navarra y Médicos del Mundo Navarra.

Esperamos que resulten de interés, en especial, a aquellas personas del ámbito profesional o voluntariado y vinculadas a centros de educación secundaria, organizaciones sociales juveniles, de tiempo libre, organizaciones de mujeres, entidades defensoras de los Derechos Humanos y de participación ciudadana.

Para cualquier consulta o aportación les agradecemos se comuniquen por correo a través de ipes@ipesnavarra.org

  • Cine
  • Jornadas

Cine y DDHH 2015-16

Tras once años de andadura, try desde el consorcio organizador de la Muestra de Cine y DDHH nos hemos propuesto exportar la XI Muestra de Cine, check
El Mundo y los Derechos Humanos, que tuvo lugar en Noviembre de 2015, a la Casa de la Juventud y al Palacio del Condestable, en los meses de Abril y Mayo.

Mostrando parte de las películas de la Muestra, con el objetivo de generar sensibilización y debate sobre cuestiones que afectan a la vida de muchos seres humanos en el resto del mundo, en materia de DDHH.

Quizá no tuvisteis la oportunidad de acudir a la Muestra, ahora tenéis una nueva oportunidad, para disfrutar de éstas sesiones gratuitas y compartir reflexiones sobre temáticas de DDHH de las películas.

Por ello, os ofrecemos las proyecciones con debate dirigidas por Luis Arellano, de No Solo Films. Arellano es foto?grafo, profesor y documentalista navarro involucrado en proyectos de cooperacio?n al desarrollo y activismo por los derechos humanos. Compagina sus labores docentes en audiovisual y derechos humanos con trabajos audiovisuales de denuncia contra las vulneraciones de derechos fundamentales y la justicia social por todo el mundo.

CHICAS NUEVAS 24 HORAS

Martes 5 de Abril
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Se contará con la presencia de la directora, Mabel Lozano
Entrada gratuita

Miércoles 6 de Abril
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015

CAMINO A LA ESCUELA

Martes 12 de Abril
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Entrada gratuita

Miércoles 13 de Abril
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015

TECHO Y COMIDA

Martes 19 de Abril
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Entrada gratuita

Miércoles 20 de Abril
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015


SESIÓN NOSOLOFILMS

Martes 10 de Mayo
De 19:00h a 21:00h
Civivox Condestable
(Calle Mayor 2, Pamplona)
Entrada gratuita

Miércoles 4 de Mayo
De 19:30h a 21:30h
Casa de la Juventud
(Calle Sangüesa 30, Pamplona)
Entrada gratuita

» Crónica de la proyección y debate de noviembre 2015

  • Charla

Invitados a la sesión de Nosolofilms

Por tercer año consecutivo, cialis sale
la plataforma de cine documental con fin social Nosolofilms estuvo presente en la Muestra de Cine y Derechos Humanos, por segunda vez como organizadores. Durante la última jornada, se proyectaron varios cortos que nos acercaron diferentes realidades de Perú (Chicha y Sal), la India (Sheroes), Senegal (Jërëjëf) y Colombia (Perdimos y seguimos perdiendo).

SHEROES

En el proyecto de Carlos Caro enfocado en la India, Sheroes, descubrimos una impresionante apuesta por el empoderamiento de la mujer en el país asiático, donde es marginada socialmente y víctima de todo tipo de abusos y maltratos.

A los más conocidos casos de agresiones sexuales, que gozan de casi total impunidad, se suman otras agresiones también habituales en India, como son los ataques con ácido, con el fin de matar o desfigurar a las víctimas.

La Fundación de Supervivientes al Ácido de la India (Acid Survivors Foundation India, ASFI) estima en entre 100 y 1000 los ataques de este tipo al año, siendo el 72% de ellos contra mujeres. De ellos, el 34% responden a venganzas por el rechazo de propuestas de pretendientes, con otros porcentajes menores por motivo de sospechas de infidelidad o desobediencia al agresor.

Sin embargo, las víctimas han logrado recabar el valor para movilizarse en asociaciones como Stop Acid Attacks (fundada en Nueva Delhi en 2013) que claman por la penalización de estas agresiones y tratan de concienciar a la sociedad de que es culpable pasiva al permitirlas: “La sociedad prepara el crimen, el criminal lo comete”.

En la ciudad de Agra un pequeño grupo de mujeres desfiguradas por el ácido, no sólo buscan cambiar las leyes, sino que han sabido salir adelante laboralmente creando Sheroes Hangout, un revolucionario local a medio camino entre biblioteca y cafetería donde se realizan talleres de todo tipo para empoderamiento de la mujer. Desde allí, donde demuestran a la sociedad que ni tienen motivos por los que avergonzarse ni han dejado de ser válidas para trabajar. Se definen como “luchadoras con cicatrices”.

Se puede seguir su lucha en su web y en su perfil de Facebook.

Fotograma de Sheroes

JËRËJËF

Este otro proyecto de Luis Arellano descubre el problema con los Niños Talibé en Senegal, donde más de 50.000 menores que se dedican a la mendicidad de manera forzada. En esa zona de África, miles de niños son llevados por sus familias –la mayoría de las veces por dificultades económicas- a las daaras, o escuelas coránicas, para aprender el Corán.

Sin embargo, muchos acaban recibiendo malos tratos, viviendo en espacios sin salubridad y debiendo recaudar dinero para los profesores de la daara, denominados marabout, a quien los menores deben devoción y obediencia. Humans Rights Watch considera que muchos de estos niños viven en “condiciones cercanas a la esclavitud”. Y aunque el gobierno legisló en 2005 para acabar con esta situación, está muy lejos de estar resuelta por la larga tradición existente.

La Asociación Jërëjëf de Burlada (Navarra) trabaja en el país intentado mediar para lograr devolver los derechos a los menores, en un difícil equilibrio: “Encontramos un problema al mejorar las daaras: si les das higiene, ropa nueva o seminueva y les intentas cambiar la imagen de mendicidad que tienen, entonces recaudan menos dinero y enseguida el marabout se da cuenta. Buscamos el equilibrio del bienestar de los niños en las daaras y la educación que se les pueda dar con el hecho de que puedan seguir consiguiendo dinero y comida para repartir entre todos los niños”.

Se puede colaborar con la asociación Jërëjëf a través de su web, donde tienen puntual información del estado de sus proyectos y qué necesitan o les es de utilidad.

Fotograma de Jerejef

PERDIMOS Y SEGUIMOS PERDIENDO

El productos Josep Lluís Penadès vivió durante un tiempo en El Chocó, una zona selvática de Colombia donde las comunidades indígenas Emberá y Wounaan están paulatinamente perdiendo sus tierras por el acoso de grupos paramilitares, como el Frente 57 de las FARC, que les expulsan de ellas, roban sus animales y destruyen elementos de cosecha. “El ejército también sobrevuela la zona y hace incursiones, matando a los indígenas. No hay ningún bando que desgraciadamente defienda sus derechos”, lamenta Penadès. En definitiva, el acoso al que se ven sometidos les obliga a cambiar sus formas de vida.

Muchas de las 90 etnias indígenas de Colombia se enfrentan a estos problemas, pero las más pequeñas apenas tienen fuerza para luchas por sus derechos. Estas comunidades vivían de agricultura, caza y pesca sostenible. Pero ante la situación se han visto obligados a unirse; y esta necesaria unión les perjudica en su tradicional forma de supervivencia.

Penadès lo explica: “Ellos estaban acostumbrados a vivir en las riveras de los arrollos pero con casas separadas por varios kilómetros, con pequeñas zonas de tierra que se recuperaba enseguida, con caza, pesca… Pero cuando incursionan todos estos grupos armados se ven obligados a unirse. No es lo mismo cazar para una familia que para toda una comunidad, con lo que el ‘anillo’ de caza que hay alrededor del pueblo es cada vez más alejado, y si quieren ir más lejos a cazar se encuentran con los grupos armados. Lo mismo sucede con la pesca, a lo que se suma el problema de la minería por el oro, defendido por los gobiernos de Uribe y Santos, que contaminan las aguas con mercurio. Al final se ven forzados a entrar en la economía de los blancos y son maltratados por la comunidad afrocolombiana. Muchos jóvenes cuando tienen contacto con la ciudad acaban olvidando las raíces de su cultura y muchas niñas acaban en la prostitución”.

Penadès habla de lo que busca con sus documentales: “Yo puedo explicar todo eso, puedo dar cifras, pero a mí lo que me interesa son las personas, la parte más empática, algo que nos haga sentir que la única diferencia es circustancial: nosotros hemos nacido aquí y ellos allí. Pero como personas tenemos las mismas necesidades: ser amados, amar, tener trabajo, fundar una familia y vivir el día a día. En cualquier problemática hay que ir a buscar la esencia, que son las personas; lo que cambia es el contexto. Yo creo que creando empatía es la forma de poder ayudar. Uno no tiene la capacidad de influir en un gobierno, pero sí a una persona; y si esta persona se conciencia e influye en el vecino, la cadena de valores existe y funciona, y es lo que yo pretendo”.


Yasmin Romero Epiayu en IPES

Con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos que se celebra esta semana, ed
IPES Elkartea organiza una charla sobre DDHH (financiada por Ayuntamiento de Pamplona y Fundación Caja Navarrael viernes 11 de diciembre a las 19.30h en su sede de Calle Tejería. En ella, advice
Yasmin Romero Epiayu, orthopedist
miembro de Fuerza de Mujeres Wayuu, de Colombia
, nos relatará la lucha de su pueblo frente a la minería a gran escala que explota los recursos de los territorios indígenas.

La familia de Yasmin lleva años defendiendo su cultura milenaria, sus tierras y sus derechos ancestrales, trabajando por el pueblo Wayuu. Ella ha recogido el testigo familiar, erigiéndose como una gran dirigente Wayuu en defensa de Wounmainkat, la Madre Tierra, frente a las multinacionales que la saquean “sin que ningún gobierno les exija absolutamente nada”.

La Organización Fuerza de Mujeres Wayuu, y Yasmin Romero Epiayu como integrante, se han adaptado a un mundo en el que ha tenido que aprender a luchar con sus leyes para proteger su cultura. Han llevado por todo el continente la denuncia de violación de derechos ancestrales de su pueblo: “Mis pensamientos deben marcar los pasos firmes y constantes, pasos en la resistencia civil; mis ideales jamás tendrán precio ante las pretensiones de las multinacionales y las abominaciones imperialistas”, clama ella como declaración de intenciones de sus reivindicaciones.

Desde 2013, IPES participa, junto a otras organizaciones, en un proyecto de apoyo técnico y asesoramiento a Fuerza de Mujeres Wayuu. Es éste un buen momento para conocer de primera mano, gracias a Yasmin, la problemática a la que se enfrentan las sociedades indígenas expuestas al abuso de las multinacionales, y qué líneas adoptan tanto para su visibilización como para su organización social interna y su defensa.

Dónde:

  • Sede de IPES Elkartea (c/ Tejería 28, bajo)
  • Viernes 11 de diciembre, 19.30h
  • Entrada libre hasta completar aforo

Más info:

  • Cine

Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, link
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, site el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares- no es capaz de valorar como una gran oportunidad.
Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, bronchi
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, urologist
el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, unhealthy durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares– no es capaz de valorar como una gran oportunidad, incluso aunque sus padres igualmente hagan un esfuerzo económico del que tampoco están exentos.
Invitados a la sesión de Nosolofilms

Por tercer año consecutivo, about it
la plataforma de cine documental con fin social Nosolofilms estuvo presente en la Muestra de Cine y Derechos Humanos, sick
por segunda vez como organizadores. Durante la última jornada, se proyectaron varios cortos que nos acercaron diferentes realidades de Perú (Chicha y Sal), la India (Sheroes), Senegal (Jërëjëf) y Colombia (Perdimos y seguimos perdiendo).

SHEROES

En el proyecto de Carlos Caro enfocado en la India, Sheroes, descubrimos una impresionante apuesta por el empoderamiento de la mujer en el país asiático, donde es marginada socialmente y víctima de todo tipo de abusos y maltratos.

A los más conocidos casos de agresiones sexuales, que gozan de casi total impunidad, se suman otras agresiones también habituales en India, como son los ataques con ácido, con el fin de matar o desfigurar a las víctimas.

La Fundación de Supervivientes al Ácido de la India (Acid Survivors Foundation India, ASFI) estima en entre 100 y 1000 los ataques de este tipo al año, siendo el 72% de ellos contra mujeres. De ellos, el 34% responden a venganzas por el rechazo de propuestas de pretendientes, con otros porcentajes menores por motivo de sospechas de infidelidad o desobediencia al agresor.

Sin embargo, las víctimas han logrado recabar el valor para movilizarse en asociaciones como Stop Acid Attacks (fundada en Nueva Delhi en 2013) que claman por la penalización de estas agresiones y tratan de concienciar a la sociedad de que es culpable pasiva al permitirlas: “La sociedad prepara el crimen, el criminal lo comete”.

En la ciudad de Agra un pequeño grupo de mujeres desfiguradas por el ácido, no sólo buscan cambiar las leyes, sino que han sabido salir adelante laboralmente creando Sheroes Hangout, un revolucionario local a medio camino entre biblioteca y cafetería donde se realizan talleres de todo tipo para empoderamiento de la mujer. Desde allí, donde demuestran a la sociedad que ni tienen motivos por los que avergonzarse ni han dejado de ser válidas para trabajar. Se definen como “luchadoras con cicatrices”.

Se puede seguir su lucha en su web y en su perfil de Facebook.

Fotograma de Sheroes

JËRËJËF

Este otro proyecto de Luis Arellano descubre el problema con los Niños Talibé en Senegal, donde más de 50.000 menores que se dedican a la mendicidad de manera forzada. En esa zona de África, miles de niños son llevados por sus familias –la mayoría de las veces por dificultades económicas- a las daaras, o escuelas coránicas, para aprender el Corán.

Sin embargo, muchos acaban recibiendo malos tratos, viviendo en espacios sin salubridad y debiendo recaudar dinero para los profesores de la daara, denominados marabout, a quien los menores deben devoción y obediencia. Humans Rights Watch considera que muchos de estos niños viven en “condiciones cercanas a la esclavitud”. Y aunque el gobierno legisló en 2005 para acabar con esta situación, está muy lejos de estar resuelta por la larga tradición existente.

La Asociación Jërëjëf de Burlada (Navarra) trabaja en el país intentado mediar para lograr devolver los derechos a los menores, en un difícil equilibrio: “Encontramos un problema al mejorar las daaras: si les das higiene, ropa nueva o seminueva y les intentas cambiar la imagen de mendicidad que tienen, entonces recaudan menos dinero y enseguida el marabout se da cuenta. Buscamos el equilibrio del bienestar de los niños en las daaras y la educación que se les pueda dar con el hecho de que puedan seguir consiguiendo dinero y comida para repartir entre todos los niños”.

Se puede colaborar con la asociación Jërëjëf a través de su web, donde tienen puntual información del estado de sus proyectos y qué necesitan o les es de utilidad.

Fotograma de Jerejef

PERDIMOS Y SEGUIMOS PERDIENDO

El productos Josep Lluís Penadès vivió durante un tiempo en El Chocó, una zona selvática de Colombia donde las comunidades indígenas Emberá y Wounaan están paulatinamente perdiendo sus tierras por el acoso de grupos paramilitares, como el Frente 57 de las FARC, que les expulsan de ellas, roban sus animales y destruyen elementos de cosecha. “El ejército también sobrevuela la zona y hace incursiones, matando a los indígenas. No hay ningún bando que desgraciadamente defienda sus derechos”, lamenta Penadès. En definitiva, el acoso al que se ven sometidos les obliga a cambiar sus formas de vida.

Muchas de las 90 etnias indígenas de Colombia se enfrentan a estos problemas, pero las más pequeñas apenas tienen fuerza para luchas por sus derechos. Estas comunidades vivían de agricultura, caza y pesca sostenible. Pero ante la situación se han visto obligados a unirse; y esta necesaria unión les perjudica en su tradicional forma de supervivencia.

Penadès lo explica: “Ellos estaban acostumbrados a vivir en las riveras de los arrollos pero con casas separadas por varios kilómetros, con pequeñas zonas de tierra que se recuperaba enseguida, con caza, pesca… Pero cuando incursionan todos estos grupos armados se ven obligados a unirse. No es lo mismo cazar para una familia que para toda una comunidad, con lo que el ‘anillo’ de caza que hay alrededor del pueblo es cada vez más alejado, y si quieren ir más lejos a cazar se encuentran con los grupos armados. Lo mismo sucede con la pesca, a lo que se suma el problema de la minería por el oro, defendido por los gobiernos de Uribe y Santos, que contaminan las aguas con mercurio. Al final se ven forzados a entrar en la economía de los blancos y son maltratados por la comunidad afrocolombiana. Muchos jóvenes cuando tienen contacto con la ciudad acaban olvidando las raíces de su cultura y muchas niñas acaban en la prostitución”.

Penadès habla de lo que busca con sus documentales: “Yo puedo explicar todo eso, puedo dar cifras, pero a mí lo que me interesa son las personas, la parte más empática, algo que nos haga sentir que la única diferencia es circustancial: nosotros hemos nacido aquí y ellos allí. Pero como personas tenemos las mismas necesidades: ser amados, amar, tener trabajo, fundar una familia y vivir el día a día. En cualquier problemática hay que ir a buscar la esencia, que son las personas; lo que cambia es el contexto. Yo creo que creando empatía es la forma de poder ayudar. Uno no tiene la capacidad de influir en un gobierno, pero sí a una persona; y si esta persona se conciencia e influye en el vecino, la cadena de valores existe y funciona, y es lo que yo pretendo”.

  • Cine

La XI Muestra de Cine y DDHH acercó a los espectadores en su tercera jornada el problema de la trata de personas a través de la mirada de la realizadora Mabel Lozano, website con los testimonios de numerosas víctimas y los detalles del trabajo sobre el terreno para atenderlas que realiza Médicos Del Mundo en ciudades españolas.

Mabel Lozano cuenta con una amplia trayectoria de compromiso social con el tema de la trata. Lo ha analizado en documentales, medicine cortos y spots desde muy distintas perspectivas. El último enfoque, Chicas Nuevas 24 Horas, surgió tras ver en un destacado diario de tirada nacional un anuncio que ofrecía “chicas nuevas y complacientes disponibles las 24 horas”. Lozano hizo un viaje al origen para descubrir cómo son captadas las mujeres.

El proyecto está hilado a través de una reunión de emprendedores guiada por una supuesta ejecutiva que desgrana las cifras de dinero que mueve la prostitución, así como la forma de dar con un ‘buen producto’ y cómo desecharlo cuando ‘ya no da más de sí’. Este enfoque tratando a las mujeres como un producto objeto, lejos de resultar frívolo, reafirma la visión de que para los tratantes estas mujeres no son más que elementos de consumo, sin derechos.

El documental nos descubre cómo muchas de estas mujeres son engañadas en sus países de origen para trabajar “en bares o restaurantes” y acaban viajando a Europa y viviendo atrapadas en un club o coaccionadas cada día ‘haciendo la calle’.

4.500.000 mujeres y niñas son víctimas de la trata cada año, formando parte de un negocio de 32.000 millones de dólares anuales. Existe toda una red financiera en torno a este oscuro mercado, con agencias de viajes o medios de comunicación que participan a su manera; por ejemplo, se calcula que la prensa escrita europea recauda 40 millones de euros sólo con anuncios de prostitución.

Las mafias se lucran no sólo con los cuerpos de las mujeres, sino que también las exprime económicamente. Primero les hace pagar a ellas mismas el viaje a Europa; después, somete esa deuda a intereses que aumentan brutalmente cada mes; además, les obliga a pagarse su propio sustento (comida, materiales de higiene, etc.) y crea un aún más perverso sistema de multas en los burdeles por el cual se les obliga a abonar 200 o 300 euros por –entre otros motivos– discutir entre ellas o simplemente poder salir del club. A esto se suma que la Ley Mordaza multa también a las propias prostitutas, que no son más que víctimas de una explotación.

Invitadas a Chicas nuevas 24h
Alicia Palmer (izda) y Yolanda Rodríguez (dcha), de Médicos del Mundo.

Frente a esta realidad, Alicia Palmer, de Médicos del Mundo Madrid, denuncia que existe una imagen dulcificada y trivializada con el fenómeno de la prostitución a ojos de la sociedad. “Ahora mismo en España el tema de la prostitución se ve como un problema de orden público, como ‘qué hacen estas mujeres aquí, que pueden verles los niños’, y no como una vulneración de derechos humanos”. Es más, “es muy fácil disfrazar la prostitución de una acción voluntaria, porque están aleccionadas para decirlo”, dado que viven coaccionadas.

Palmer relata que España es, de hecho, un destino de turismo sexual para el resto de Europa: “Hay puticlubs por todas partes; hasta hay fincas en Castilla-La Mancha donde se celebran cacerías con final feliz, con un prostíbulo dentro de la propia finca”. Según el documental de Mabel Lozano, existen unos 1.900 clubes en todo el estado, con un volumen de negocio de 5 millones de euros al día; arroja además el dato de que España es el tercer país del mundo en hombres que pagan por sexo, tras Tailandia y Puerto Rico.

Uno de los problemas en España es que la trata es sólo delito desde el año 2010, y para que una mujer pueda salir del negro agujero de la prostitución ha de testificar en contra de las mafias que les explotan. Yolanda Rodríguez, de Médicos del Mundo Navarra, aclara que, “de hecho, no existe una ley integral contra la trata, que es algo que vienen reclamando todas las entidades que trabajan contra la trata. Pero sigue recayendo el peso sobre la víctima, que es la que tiene que denunciar. Y en muchas víctimas concurren otras cosas, como que estén en situación irregular y entra en acción la injusta ley de extranjería”.

Como complemento al documental de Mabel Lozano, Rodríguez recomienda el visionado de la charla ‘Ninguna mujer nace para puta’ de Sonia Sánchez, “de una superviviente de la prostitución argentina, que habla de la prostitución como una violación de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres”. Rodríguez considera que “habría que hacer escarnio de los hombres que hacen gala de que consumen prostitución”, porque sigue siendo algo normalizado y sin condena social.


Fotograma de Camino a la escuela

Tras Él me llamó Malala, viagra 100mg
el derecho a la educación fue sujeto de una segunda mirada en la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona con el análisis con alumnos de secundaria del filme francés Camino a la escuela.

Con un enfoque a medio camino entre el documental y una película de aventuras, el director Pascal Plisson acompaña en el filme a distintos grupos de escolares en su largo viaje hasta sus centros educativos. La idea de realizar el filme le llegó a Plisson al comprobar, durante un rodaje en Kenia, cómo unos muchachos debían atravesar el Lago Salado de Magadi para ir a la escuela; conmovido, decidió contar “las proezas que algunos niños deben realizar para tener acceso a una educación”.

Así, conocemos la historia de Jackson, un muchacho de 10 años de Kenia, que se enfrenta a un viaje por la sabana de 2 horas diarias protegiendo a su hermana menor. Más al norte en el continente africano, nos invita a acompañar a Zahira, una joven de 12 años de Marruecos, que ha de recorre 22 km a través de las montañas con un par de compañeras. Ya en Asia, conocemos a Samuel, un chico de 11 años de la India, que con ayuda de sus hermanos recorrerá 4 km hasta la escuela en su silla de ruedas. Y finalmente damos el salto a Latinoamérica, donde Carlos, un chaval de 11 años de Argentina, se enfrenta a un trayecto a caballo de 18 km junto a su hermana.

En estos viajes comprobamos cómo todos ellos hacen frente a adversidades en países donde la educación básica no está garantizada, pero donde la valoran como un preciado tesoro al que no se puede renunciar si consigues lograr optar a ella.

Durante el debate con estudiantes de enseñanza media, Luis Arellano, de Nosolofilms, ejemplificó los costes que conlleva para las familias en algunos de estos países el escolarizar a sus hijos: “Aunque el Estado te dé escuela y profesor, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos al colegio porque no pueden comprar zapatos, libros, uniforme, no tienen acceso al agua…”

En ese sentido, aunque el filme no muestra ningún país desarrollado, trata de dejar claro el gran contraste con sociedades donde la educación es pública y está garantizada, pero mucha gente –especialmente escolares– no es capaz de valorar como una gran oportunidad, incluso aunque sus padres igualmente hagan un esfuerzo económico del que tampoco están exentos.

  • Cine

La XI Muestra de Cine y DDHH acercó a los espectadores en su tercera jornada el problema de la trata de personas a través de la mirada de la realizadora Mabel Lozano, cure con los testimonios de numerosas víctimas y los detalles del trabajo sobre el terreno para atenderlas que realiza Médicos Del Mundo en ciudades españolas.

Mabel Lozano cuenta con una amplia trayectoria de compromiso social con el tema de la trata. Lo ha analizado en documentales, practitioner cortos y spots desde muy distintas perspectivas. El último enfoque, sildenafil Chicas Nuevas 24 Horas, surgió tras ver en un destacado diario de tirada nacional un anuncio que ofrecía “chicas nuevas y complacientes disponibles las 24 horas”. Lozano hizo un viaje al origen para descubrir cómo son captadas las mujeres.

El proyecto está hilado a través de una reunión de emprendedores guiada por una supuesta ejecutiva que desgrana las cifras de dinero que mueve la prostitución, así como la forma de dar con un ‘buen producto’ y cómo desecharlo cuando ‘ya no da más de sí’. Este enfoque tratando a las mujeres como un producto objeto, lejos de resultar frívolo, reafirma la visión de que para los tratantes estas mujeres no son más que elementos de consumo, sin derechos.

El documental nos descubre cómo muchas de estas mujeres son engañadas en sus países de origen para trabajar “en bares o restaurantes” y acaban viajando a Europa y viviendo atrapadas en un club o coaccionadas cada día ‘haciendo la calle’.

4.500.000 mujeres y niñas son víctimas de la trata cada año, formando parte de un negocio de 32.000 millones de dólares anuales. Existe toda una red financiera en torno a este oscuro mercado, con agencias de viajes o medios de comunicación que participan a su manera; por ejemplo, se calcula que la prensa escrita europea recauda 40 millones de euros sólo con anuncios de prostitución.

Las mafias se lucran no sólo con los cuerpos de las mujeres, sino que también las exprime económicamente. Primero les hace pagar a ellas mismas el viaje a Europa; después, somete esa deuda a intereses que aumentan brutalmente cada mes; además, les obliga a pagarse su propio sustento (comida, materiales de higiene, etc.) y crea un aún más perverso sistema de multas en los burdeles por el cual se les obliga a abonar 200 o 300 euros por –entre otros motivos– discutir entre ellas o simplemente poder salir del club. A esto se suma que la Ley Mordaza multa también a las propias prostitutas, que no son más que víctimas de una explotación.

Invitadas a Chicas nuevas 24h
Alicia Palmer (izda) y Yolanda Rodríguez (dcha), de Médicos del Mundo.

Frente a esta realidad, Alicia Palmer, de Médicos del Mundo Madrid, denuncia que existe una imagen dulcificada y trivializada con el fenómeno de la prostitución a ojos de la sociedad. “Ahora mismo en España el tema de la prostitución se ve como un problema de orden público, como ‘qué hacen estas mujeres aquí, que pueden verles los niños’, y no como una vulneración de derechos humanos”. Es más, “es muy fácil disfrazar la prostitución de una acción voluntaria, porque están aleccionadas para decirlo”, dado que viven coaccionadas.

Palmer relata que España es, de hecho, un destino de turismo sexual para el resto de Europa: “Hay puticlubs por todas partes; hasta hay fincas en Castilla-La Mancha donde se celebran cacerías con final feliz, con un prostíbulo dentro de la propia finca”. Según el documental de Mabel Lozano, existen unos 1.900 clubes en todo el estado, con un volumen de negocio de 5 millones de euros al día; arroja además el dato de que España es el tercer país del mundo en hombres que pagan por sexo, tras Tailandia y Puerto Rico.

Uno de los problemas en España es que la trata es sólo delito desde el año 2010, y para que una mujer pueda salir del negro agujero de la prostitución ha de testificar en contra de las mafias que les explotan. Yolanda Rodríguez, de Médicos del Mundo Navarra, aclara que, “de hecho, no existe una ley integral contra la trata, que es algo que vienen reclamando todas las entidades que trabajan contra la trata. Pero sigue recayendo el peso sobre la víctima, que es la que tiene que denunciar. Y en muchas víctimas concurren otras cosas, como que estén en situación irregular y entra en acción la injusta ley de extranjería”.

Como complemento al documental de Mabel Lozano, Rodríguez recomienda el visionado de la charla ‘Ninguna mujer nace para puta’ de Sonia Sánchez, “de una superviviente de la prostitución argentina, que habla de la prostitución como una violación de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres”. Rodríguez considera que “habría que hacer escarnio de los hombres que hacen gala de que consumen prostitución”, porque sigue siendo algo normalizado y sin condena social.

  • Cine

Malala

Como parte de las sesiones formativas para Centros de Enseñanza Media, dermatologist
la segunda jornada de la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona proyectó Él me llamó Malala, cialis documental sobre la joven activista pakistaní que sobrevivió al atentado de los talibanes cuando iba a la escuela.

El proyecto, apoplectic
rodado por el oscarizado Davis Guggenheim, contrapone la actual vida de Malala Yousafzai en Reino Unido con sus vivencias durante el ascenso al poder de los talibanes en su natal Valle de Swat (Pakistán). El nexo de ambas experiencias vitales es el de una joven que, en un país y en otro, no ha dejado de asistir al colegio y ha seguido luchando por el derecho de las mujeres a tener una educación desde su infancia.

Según refleja la Fundación Malala, más de 60 millones de niñas en el mundo son privadas de la oportunidad de ir al colegio, la mitad de ellas ni siquiera pueden contar con la enseñanza más básica de primaria. “La violencia a la que se enfrentan las niñas en 70 países les impide ir al colegio”.

El mensaje de Malala es claro: “La escuela me daba esperanza y construirá mi futuro”; por eso cuando los talibanes empezaron a destruir colegios y finalmente prohibieron a las niñas asistir a los pocos que dejaron en pie, ella lo tuvo claro: “Hay momentos en los que hay que decidir si quedarse callado o mantenerse de pie. Nuestros libros y bolígrafos son las armas más poderosas”.

Su padre, Ziauddin Yousafzai, quien fuera profesor en Pakistán, incide en la idea: “La educación te da el poder para ser independiente”, de ahí que los talibanes ataquen la cultura. Sus imposiciones “no tienen que ver con la fe sino con [el intento de mantener] el poder… Son los enemigos del Islam”, recalca en el documental.

Durante su intervención posterior a la proyección del filme, Luis Arellano, de Nosolofilms, lanzó varias preguntas de compleja respuesta al alumnado de secundaria presente, a fin de hacer reflexionar sobre los roles masculinos y femeninos, así como analizar qué postura adoptar cuando el derecho a la educación es amenazado. Además, debatió sobre la fuerza de las tradiciones frente a los derechos humanos en culturas más allá de Occidente, pero también del laxo cumplimiento de algunos de estos derechos en la propia Europa.
Vergine giurata

En una nueva ocasión, sickness
la Muestra de Cine y Derechos Humanos ayudó a descubrir una realidad de nuestro mundo prácticamente desconocida para el gran público: la figura de las ‘vírgenes juradas’, ampoule
a través del filme Vergine giurata de Laura Bispuri. Se trata de un fenómeno presente en algunas culturas, como en los Balcanes o en zonas del África Subsahariana, pero que resultó totalmente sorprendente para los asistentes a la jornada.

Las vírgenes juradas son mujeres que han renunciado a su sexualidad y a su identidad como mujer para adoptar el rol de hombres, vistiendo como tales y comportándose socialmente como ellos; sin embargo, esto se restringe a las actitudes sociales y de poder, no a un plano afectivo ni sexual.

En la zona de los Balcanes, donde aún existen algunas decenas de ‘vírgenes juradas’, se les llama –en albanés– ‘Burnesha’. En Kenia existe una figura similar dentro de etnias polígamas y se les denomina ‘mujeres marido’.

En estas sociedades fuertemente patriarcales, este fenómeno se produce en situaciones en las que, por ejemplo, no hay hijos varones a los que se pueda transmitir la herencia, y la virgen jurada recibe así el estatus y papel protector que los hombres realizan en un plano social, salvaguardando el honor familiar.

Invitados a Vergine giurata
Paloma Fernández Rasines (UPNA) y Jose María Jaurrieta Zarranz (Amnistía Internacional Navarra).

La antropóloga Paloma Fernández Rasines, del área de Antropología Social y Estudios de Género de la Universidad Pública de Navarra, explicó cómo este sistema de derecho consuetudinario no es algo muy ajeno a nuestras sociedades. “No tenemos que irnos muy lejos. Aquí, hasta hace 40 años, una mujer sola no podía hacer nada: no podía trabajar, no podía tener una cuenta para cobrar, no podía heredar, no podía tener la patria potestad de los hijos si no era de una manera delegada por el marido o el padre… Aquí también podemos hacer ese tipo de traslaciones, aunque no sean tan crudas”.

Contextualizó el fenómeno recurriendo a un terreno aún más próximo: “Algo que es bastante contemporáneo y común en Navarra, dentro de un tipo de familia troncal, es el mantener la casa. Conlleva que normalmente el primogénito varón queda con la herencia; ‘casa y trae la novia a casa’, dejando ésta el lugar de origen… Lo que pasa con el resto de los hijos es diferente: en ocasiones algunas hijas o hijos van como monjas o curas que juran el celibato; algunos se conforman con una dote para que vayan a casar a otra casa o hagan un negocio en la ciudad. Y nuestra sociedad no ha necesitado tener ‘guardianes de las hijas en casa’, pero ha tenido tías solteras que, sin ser hombres, han sido guardianas viviendo en la misma casa”.

Tras este acercamiento a nuestra realidad, Paloma Fernández concluye: “Éste es nuestro sistema, que parece ‘normal’, pero forma parte de un requerimiento de familia troncal y es un tipo de uso que sigue siendo bastante frecuente aquí en determinados lugares.”

En relación al tema sexual de las Burnesha, las personas entrevistadas en Albania por la autora del libro que dio lugar al filme, decían –en palabras de Fernández Rasines– que “los Occidentales tenemos demasiada preocupación con mezclar sexualidad y matrimonio, y también preguntamos demasiadas cosas inapropiadas sobre la sexualidad”. Así, Rasines dice que hay que tener presente que, en efecto, “una cosa es la familia, la reproducción, y otra cosa es la sexualidad”.

Hay que darse cuenta de que el análisis que podamos hacer de estas sociedades y sus usos y costumbres lo hacemos desde el actual enfoque de las libertades individuales, que se desdibujan o no existen en sociedades pre-modernas: “Es muy sutil el enganche de esa libertad individual con el papel dentro del engranaje de la comunidad, que viene muy pautado por la cultura”.

“Como antropóloga, me gusta utilizar esas realidades exóticas para mirarnos en el espejo: no somos muy diferentes… ‘Para raros, nosotros’, como suele decirse. A veces no somos tan distintos en la resolución de cuestiones básicas de organización social”.

  • Cine

Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, orthopedist
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, there
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
German García, segundo por la derecha, productor del filme Techo y comida.

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, Migraine
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, look
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, thumb
tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
German García, segundo por la derecha, productor del filme Techo y comida.

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, health la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, Hemophilia
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
De izda. a dcha. Arturo Cisneros (productor navarro del documental Ya sé dónde está el dinero, mami), Begoña Arrondo (IPES Elkartea), Germán García (productor del filme Techo y comida) y Susana Irisarri (Área de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, UPNA).

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, Syphilis
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, gerontologist
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
De izda. a dcha. Arturo Cisneros (productor navarro del documental Ya sé dónde está el dinero, mami), Begoña Arrondo (IPES Elkartea), Germán García (productor del filme Techo y comida) y Susana Irisarri (Área de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, UPNA).

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.
Malala

Como parte de las sesiones formativas para Centros de Enseñanza Media, ask la segunda jornada de la XI Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona proyectó Él me llamó Malala, documental sobre la joven activista pakistaní que sobrevivió al atentado de los talibanes cuando iba a la escuela.

El proyecto, rodado por el oscarizado Davis Guggenheim, contrapone la actual vida de Malala Yousafzai en Reino Unido con sus vivencias durante el ascenso al poder de los talibanes en su natal Valle de Swat (Pakistán). El nexo de ambas experiencias vitales es el de una joven que, en un país y en otro, no ha dejado de asistir al colegio y ha seguido luchando por el derecho de las mujeres a tener una educación desde su infancia.

Según refleja la Fundación Malala, más de 60 millones de niñas en el mundo son privadas de la oportunidad de ir al colegio, la mitad de ellas ni siquiera pueden contar con la enseñanza más básica de primaria. “La violencia a la que se enfrentan las niñas en 70 países les impide ir al colegio”.

El mensaje de Malala es claro: “La escuela me daba esperanza y construirá mi futuro”; por eso cuando los talibanes empezaron a destruir colegios y finalmente prohibieron a las niñas asistir a los pocos que dejaron en pie, ella lo tuvo claro: “Hay momentos en los que hay que decidir si quedarse callado o mantenerse de pie. Nuestros libros y bolígrafos son las armas más poderosas”.

Su padre, Ziauddin Yousafzai, quien fuera profesor en Pakistán, incide en la idea: “La educación te da el poder para ser independiente”, de ahí que los talibanes ataquen la cultura. Sus imposiciones “no tienen que ver con la fe sino con [el intento de mantener] el poder… Son los enemigos del Islam”, recalca en el documental.

Durante su intervención posterior a la proyección del filme, Luis Arellano, de Nosolofilms, lanzó varias preguntas de compleja respuesta al alumnado de secundaria presente, a fin de hacer reflexionar sobre los roles masculinos y femeninos, así como analizar qué postura adoptar cuando el derecho a la educación es amenazado. Además, debatió sobre la fuerza de las tradiciones frente a los derechos humanos en culturas más allá de Occidente, pero también del laxo cumplimiento de algunos de estos derechos en la propia Europa.

  • Cine

Cine y DDHH 2015

Un año más, patient la Muestra de Cine y Derechos Humanos de Pamplona no falta a su cita en los cines Golem Baiona, phlebologist permitiendo a la población de Pamplona disfrutar de cine de compromiso social. Dicha muestra cuenta con la participación de IPES Elkartea, viagra sale Cines Golem, Fundación Felipe Rinaldi, Amnistía Internacional, la Universidad Pública de Navarra y Nosolofilms, así como con la colaboración de otras entidades como son Médicos del Mundo y Almaciga y la Subvención de Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona y Fundación Caja Navarra.

En esta 11ª edición, que tendrá lugar en Pamplona entre los días 16 y 20 de Noviembre, se proyectarán películas de ficción y documental que nos mostrarán nuevamente realidades muy diversas de nuestro mundo: la crisis, precariedad y derecho a la vivienda estarán representadas en Techo y comida; el matrimonio o castidad con un enfoque transgénero será analizado con la proyección de Vergine giurata; la trata de personas la veremos a través de Chicas nuevas 24 horas; y finalmente la plataforma Nosolofilms nos traerá breves y potentes cortometrajes por tercer año consecutivo.

En cada proyección contaremos con invitadas e invitados que nos ayudaran profundizar en los diferentes temas de los que tratan las películas.

Además, también del 16 al 20 de noviembre en sesión matinal se realizarán encuentros con alumnado de Enseñanza Media con un programa ampliado que también incluirá la proyección de Él me llamó Malala y Camino a la escuela. Estas proyecciones también están abiertas al público general que desee asistir en horario de mañana, con el abono del precio habitual de la entrada.

Toda la información sobre la Muestra 2015 puede encontrarse en la página web de la Muestra y en su página de Facebook.

Información aparecida en medios:

Fotograma de Techo y comida

La XI Muestra de Cine y Derechos Humanos arrancó con la proyección de Techo y comida, disinfection
la ópera prima del director jerezano Juan Miguel del Castillo, more about
que se adelantó en Pamplona unas semanas a su estreno en salas, tras haber pasado con éxito por numerosos festivales.

El filme retrata sin un ápice de dulcificación la crudeza de la exclusión social y, en última instancia, los desahucios. Una realidad que hasta hace pocos días aparecía constantemente en los telediarios, pero que ahora ha sido sepultada por machacones titulares de recuperación económica. Se diría que ver el filme en este 2015 produce hasta cierta sensación de anacronismo, dado ese alud de mensajes optimistas que nos golpea cada día.

Y, sin embargo, esa realidad sigue ahí: el índice europeo Arope nos indica que 3 de cada 10 españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social, más de 13,6 millones de personas. Supone un nuevo y triste récord, sumando casi 800.000 personas al dato del informe previo de 2013.

Este informe destaca también que las familias monoparentales son las más afectadas (el 53%, una de cada dos), y alcanza al 36% de los menores de edad españoles (uno de cada tres).

Conociendo estas cifras, el retrato que nos presenta la película vuelve a golpear al espectador desde el presente: Rocío, una joven madre andaluza consigue a duras penas mantener a su hijo Adrián tras 3 años y medio en el paro, 8 meses sin pagar el alquiler, sin apoyo familiar y sin ningún tipo de prestación. Durante los 93 minutos que dura la proyección le vemos batallar en el día a día, ignorando de alguna manera un futuro aún más oscuro (el desahucio y la pérdida de tutela del menor) que confía que nunca le alcance.

Invitados a Techo y comida
De izda. a dcha. Arturo Cisneros (productor navarro del documental Ya sé dónde está el dinero, mami), Begoña Arrondo (IPES Elkartea), Germán García (productor del filme Techo y comida) y Susana Irisarri (Área de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, UPNA).

Tras la proyección en los cines Golem, Germán García, productor de Techo y comida, relató cómo es Rocío: “Es un personaje en busca de trabajo para tener una vida normal. Es un personaje digno, pero no de Disney. Una persona dura, cerrada en sí misma, por la vergüenza al fracaso y a no mostrar el no tener los medios para salir adelante.”

Supone también todo ello un retrato de la desigualdad en nuestra sociedad: “No ha tenido las oportunidades que muchos de nosotros hemos podido tener; y como no tiene esos recursos, todo se le hace más complicado”, añadió García. “Nosotros estamos con ella en su cotidianeidad sencilla y humilde –los estudios de su hijo o que no le corten la luz–; pero hay una maquinaria externa a ella, basada en unas leyes, y que nunca vemos en la película, que sigue funcionando. Y llega un día en el que esa maquinaria, que está llegando, cae como una espada de Damocles”.

El productor explicó que al apostar por este proyecto buscaban también crear una película que funcionara hoy por contexto social, pero también en un futuro: “Queríamos que conservara su validez y funcionara más allá del momento coyuntural, y que una persona que la vea dentro de 20 años siguiera sintiendo lo que habéis podido sentir hoy, empatizando con lo que ella está sufriendo, desde dentro”.

Techo y comida se estrena en cines el 4 de diciembre de 2015.

¡Únete a IPES Elkartea! - Súmate, forma parte, colabora en el proyecto. ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Con la financiación de

  • Gobierno de Navarra
  • Ayuntamiento de Pamplona